viernes, 4 de febrero de 2011

1

Reconozco que lo que más me tira de espaldas a la hora de publicar nada es pensar que al final voy a tener que ponerle un título al texto. Es un momento de tantísima intrascendencia que más de uno y más de dos tochos se han perdido como lágrimas en la lluvia. Amén del inenarrable terror inicial que supone el haber estado aglutinando ideas en tu cabeza demasiado extensas para un twitter, pero demasiado breves para un blog, y no saber cómo cojones coser todo en un texto que eduque y entretenga. Al final siempre queda todo reducido a una hoja blanca como la teta de una monja.

Tema Zapatero.
Asustaba ver cómo el cambio de gobierno en su primera legislatura nos mostró las maneras de esa nueva derecha importada del otro lado del charco, que a día de hoy tenemos tan asumida. Además, la fórmula mediática de la prensa rosa ha producido una verdadera metástasis al periodismo deportivo y político. La derecha, por definición en contra de todo lo que es político en sí, está fuera de control.
Por otra parte me apena muchísimo saber que al señor Zapatero jamás nadie le agradecerá lo suficiente cosas como la ley del matrimonio homosexual. Y se lo ha ganado a pulso; desde el mismísimo momento en el que al iluminado le dió por darnos a todos dinero indiscriminadamente en las previas a su segundo mandato, la sospecha apareció: éste se ha vuelto gilipollas. No sé qué productos de limpieza usarán en la Moncloa, pero son realmente dignos de estudio.
El PSOE ha pasado de enfrentarse a un desgaste a causa de la crísis a, directamente, desintegrar permanentemente a su electorado a base de tomarlos a todos por imbéciles y meársenos encima. Eso sí, los anarcocapitalistas se han quedado todos como caracoles en un espejo, viendo que el lider de la izquierda les ha adelantado a ellos envuelto en llamas y riéndo como un loco por el arcén de la derecha.
La guinda la puso Pepe Blanco hace un par de semanas alegando que Zapatero era el mejor socialista que había conocido nunca. Si buscáis "Pablo Iglesias" en la wiskipedia veréis cómo en las fotos se le está difuminando una mano, como a Marty McFly en regreso al futuro.

Tema LHC.
El CERN anuncia que el colisionador de hadrones volverá a ponerse en marcha en 2012. Y se vuelve a montar el circo, claro, siendo encima la fecha en la que el calendario maya se reinicia (que no se acaba: es circular).
Todo empezó por un par de señores que dijeron que este aparato podría generar un agujero negro que se tragaría la Tierra.
Para que os hagáis una idea, sí, la energía liberada por una colisión de este tipo es gigantesca... comparada con la masa que la desata: dos protones. Cosas más grandes y de forma más violenta colisionan constantemente a nuestro alrededor de forma similar, con la única diferencia de que no podemos registrarlas. La monstruosa grandeza del LHC reside en que es capaz de conducir con precisión un evento cuántico como ése al punto exacto donde hacer la foto.
Es más, matemáticamente el caso de que se de una anomalía espacio-temporal como un agujero negro es más que probable, aunque sería terriblemente inestable y breve. Tan breve que no podemos medirlo de ningún modo. Pero, sobre todo, tan liviano:
Un agujero negro es algo anormalmente pequeño. Arquímedes también tiene algo que decir a nivel cuántico, y si apretamos dos partículas subatómicas mucho, los números no tienen escapatoria. No obstante, sería un agujero negro con la terrible e imparable fuerza gravitatoria correspondiente a la masa de... menos de dos putos protones de mierda.

Tema ley Sinde.
No soy una persona vengativa, pero más por pereza y economía bio-eléctrica que por principios. Eso sí, rencoroso un rato. Cuando mis centros nerviosos se funden para forjar un mal recuerdo lo hacen a fuego y sangre. Todo queda anotado en el antiguo y gran libro de los agravios de mi clan.
Por eso, viendo como en el mundo de la cultura año tras año se nos ha dado a probar mierda tras mierda, cada vez más gorda y que, contra toda lógica, la masa sumisa la deglute con fruicción, grabé con un punzón al rojo en mis puños las marcas de la guerra cuando han ido surgiendo los siguientes tres puntos:
1.- Señores que me cobran un cánon para compensar pérdidas. La mera idea es tan flagrantemente imbécil que sólo se ve superada por sí misma cuando los beneficiarios resultan ser unos inútiles que no han demostrado absolutamente nada en sus putas vidas, de los que yo no quiero saber nada -ni grátis ni pagando- y que además suelen tributar en otros países. Es más, el cánon se cobra en compensación por las "pérdidas" (es que encima estos señores entienden que si tienen que vender 20000 copias de un disco y sólo venden 5000, es porque tú te has descargado 15000, con dos cojones) pero se sigue persiguiendo y acosando al usuario, por si a caso.
2.- Piratería. Sintiéndolo mucho por el embajador estadounidense, en España no es delito la copia privada. Para que haya piratería, ha de haber ánimo de lucro. Si yo le grabo un cassette a mi novia con lo más tierno de mi colección de heavy metal para que se lo lleve de vacaciones en el walkman este verano y así se acuerde de mí, es exactamente lo mismo ahora que hay internet. No me pueden tocar un pelo de la cabeza. Jódanse. Por otra parte, además, es como se promocionan (o promocionaban) de verdad los buenos artistas: las TDKs que rulaban en el instituto.
3.- Soporte digital. Vi Matrix en mi PC antes de que la estrenaran en cine. A los veinte minutos paré de verla y esperé a poder verla en condiciones en un cine el día del estreno. ¿Creen que hubiese hecho lo mismo con "Furia de titanes" en 3D costando 10€ la entrada? Pues según las distribuidoras, sí. Y ahí se acaba la discusión.

En serio, si existiese la opción de poder quedarme el viernes en casa con mi chica viendo una peli (o dos) de estreno en mi estupenda tele HD de 42" por, digamos, tres o cuatro euros, igual hasta me dejaba más dinero en cine. Pero no, la industria cree que lo verdaderamente interesante es que yo tenga que ir a un puto sitio de mierda a olerle los pies a trescientas personas por unas butacas roñosas que igual no están ni centradas y encima cobrarme la cantidad indecente de dinero que pretenden cobrarme. Pues que sigan esperándome.
Lo mismo sucede en otros sectores del entretenimiento audiovisual y la cultura. El mismo tiempo ha pasado desde que me comrpé un videojuego en una tienda, que el que hace que no me grabo nada: desde que puedo comprar cómodamente y en cuestión de minutos por internet. Sin horarios comerciales, en el idioma y plataforma que yo quiera, y sin cajas ni mierdas que luego no sabes qué hacer con ellas. Tan sólo compro el juego y lo asocio a mi cuenta, y lo puedo descargar las veces que quiera en las máquinas que quiera, desde y cuando quiera. Catálogos gigantes de novedades y ofertas que es imposible de encontrar en las estanterías del mejor local comercial. Probadlos:
http://store.steampowered.com/
http://www.gog.com/en/catalogue

Que me expliquen por qué este mismo modelo no se puede aplicar a discos de música, libros, cómics, películas, o cualquier cosa que no se pueda asociar a una cuenta on-line y un dispositivo con capacidad de conectarse a internet.
No, en su lugar tenemos a Alejandro Sanz matándose a pajas con la Sinde, distribuidores y demás hijos de puta mediante. Un panorama de vergüenza donde encima se me intenta criminalizar a mí, que soy quien supuestamente les debería dar de comer (aunque aparentemente se trabaja para que directamente nos quiten la comida cuando les de la gana).

Tema tabaco.
En el tema adicciones ya soy un poco como Sickboy en Trainspotting. Esto en concreto lo cojo y lo dejo con una itinerancia pasmosa. Ahora mismo llevo unos meses limpio, pero es lo de menos. Dos polvos bien pegaos y estaré dándole al lucky otra vez.
Seguro que todo fumador podría decir "pero si yo siempre respeto a los demás, no merezco ser tratado como a un apestado". Bueno, pues he de deciros que, lamentablemente, vivimos en un país llamado España, y que todos los putos bares y restaurantes estaban llenos de apestoso humo.
Apestoso humo que a mi, personalmente, me encanta. Pero es un gusto personal (y entiendo que no muy extendido) que no puedo imponer a los demás.
Es tal mi confusión respecto a esta ley, que no tengo una opinión del todo clara. No obstante sé con meridiana certeza dónde radica el origen de todo el conflicto: sois gilipollas. Todos. Fumadores, no fumadores y políticos. Y habéis conseguido que necesitemos esta ley, añadiendo así unas cuantas gotas más de hipocresía y esperpento en nuestro día a día.
Es estúpido pretender fumar en un local público y no molestar nadie. Es estúpido pretender que el mundo se amolde a tu ultima neura. Es estúpido pensar que fumar es inocuo. Es estúpido prohibir fumar a menos de cincuenta metros de un parque, colegio u hospital en ciudades como Madrid.
Lo único que puedo deciros sin rodeos sobre esta ley es que, si alguna vez follamos en mi casa, querré compartir un cigarrillo contigo asomado a la ventana (que da a un parque).

Tema trabajo.
Sigo gozando como una perra, pero empiezo a tener el culo pelao. Sé que a todo el mundo le gusta quejarse por todo, y que trabajar, lo que se dice trabajar, a nadie termina de hacerle ilusión. Y tampoco quiero daros la chapa más de lo estrictamente necesario. Ya hay gente que llora bastante por todos con este tema, pero me vais a dejar que puntualice dos cosas:
1.- Es horrible no saber ni qué hora es ni en qué día de la semana estás, o si en la calle ahora mismo será de día o de noche. Espero que la situación de este departamento cambie pronto. Por el momento, parece que nuestro esfuerzo y trabajo se reconoce, y esto es bueno.
2.- Pese a la gente válida y profesional que conozco que trabajan en telefónica (algunos más queridos que otros, pero no se me caen los anillos por decir que profesionales y capaces), el 99% de gente que trabaja en/para esa empresa son detritus. Más allá de lo que podría explicarse por la mala fé, está directamente lo que se explica sólo a golpe de deficiencia mental profunda.



Nada, que no se me ocurre título. Voy a tener que poner a mis posts nombre de disco de Led Zeppelin...

6 comentarios:

Barbijaputa dijo...

Podías titularlos "Soy Somo", "Soy Somo II" y así no nos obligas a ir hasta abajo lo primero de todo para ver quién escribe.

Haz un post de Egipto. Quiero saber tu opinión.

Illuminatus dijo...

No puedo añadir nada, salvo respaldar el comentario de Barbi. Sería interesante.

una gata en jerusalem dijo...

No le reconozco.
Vuelva a fumar pronto!

lokkie dijo...

soy la unica que reconoce aprox. de quien puede ser el post por lo que pone y no mirando el nombre abajo???

pseudosocióloga dijo...

No, yo también le reconozco con solo leer el primer párrafo, no puede evitar poner un taco, los otros sí.

Blogger dijo...

ClixSense is a very popular work from home site.