miércoles, 29 de diciembre de 2010

Los Nazis eran buena gente

El otro día cenando con una amiga, hablando de cosas variadas (quien folla con quien, quien no lo tiene que saber, esas cosas) se mencionó de pasada el tema de Los Kikos, Camino Neocatecumenal para los amigos. Lo que opine yo sobre estos majaderos no viene a cuento, porque lo importante es el comentario casual sobre como un compañero de trabajo de mi amiga, muy majo, algo inocente para según que cosas pero esencialmente buena gente, era Kiko. Y yo la creo.

¿Por que no creerla? El título de este post no es irónico. No es que suscriba al 100% la noción marxista de la bondad inherente en el ser humano, pero si creo que la inmensa mayoría de la gente es buena. Con sus miserias, con sus cabronías, pero en lo fundamental compartimos una suerte de decencia que nos lleva a no hacer el mucho mal que somos capaces de hacer. Y también creo que la mayor parte de las putadas cotidianas se hacen con un buen motivo guiando al que las comete. O al menos tan bueno como su información y entendederas le alcancen. Podemos pensar que el pueblo alemán un día se levantó con el gen de triturar activado o podemos pensar que por diversos motivos, lo que hicieron era lo mas decente que creían poder hacer. Lo mejor no para ellos sino para todos, para el mundo.

Las buenas personas lo son porque pese a que todos tenemos ideas malísimas, crueles y malsanas (¿O solo me pasa a mi?) optan por no llevarlas a cabo. La gente es buena o no habríamos llegado tan lejos como muchos idiotas y cínicos se empeñan en negar que hemos hecho. Debería resultar obvio que una buena persona puede hacer mucho mal sin saberlo o creyendo obrar correctamente y que un verdadero hijo de puta puede pasar la vida entera sin darlo a conocer.

Esa idea parece ser difícil de interiorizar. Estamos acostumbrados a juzgar los actos y no las intenciones porque de los primeros podemos recabar pruebas y de las segundas solo conjeturas y opiniones. Un ejemplo; juzgamos al que comete asesinato como peor persona que al que se salta la cola del autobus o aparca en un paso de cebra. Y es cierto que el primer acto es mucho mas grave que los otros. Pero existen muchos motivos para matar a alguien, algunos justificados o incluso altruistas mientras que saltarse la cola del autobus solo tiene una posición ética de origen y es la de que te la sudan tus semejantes y tu conveniencia está por encima de otras consideraciones. Solo podemos conjeturar las motivaciones de un asesino y la posibilidad de que mate de nuevo. Un tío que se salta la cola del autobus, dada la relacción coste-beneficio adecuada, te matará si sabe que no le van a castigar y puede beneficiarse de ello. De existir la pena de muerte, adivinad a quien pienso que habría que matar antes.


Alguno estará preguntándose a donde voy a parar con todo esto o si este es un post de buen rollo escrito con la euforia navideña aun circulando por mis venas. Al grano.

La gente es buena. ¿Y qué?

La gente buena puede además ser idiota. O estar mal informada. O ser presa fácil de un líder carismático (que lo mismo es solo otra buena persona equivocada). O puede asumir que lo que percibe como malo es solo obra de hijos de puta. La incapacidad para contemplar la bonhomía del contrario es la raíz del mal a gran escala. Es el primer paso para deshumanizarlo y convertir todo acto hacia él en algo utilitario y no sujeto a ética. Si todos los fachas son unos hijos de puta, todo lo que joda a los fachas está bien. El error de sus actos los califica y los excluye de la necesaria consideración hacia nuestros semejantes, en un circulo que se retroalimenta, brindándonos el bonito espectáculo de gente buena sacándose los hígados en plena calle. Caer en esa falacia no descalifica nuestra calidad humana pero si nuestra inteligencia.

¿Estoy abogando por la paz? ¿Por la concordia, el entendimiento y la equidistancia? No, coño, no. Al contrario.

Si te crees en posesión de la verdad, lucha. Debate si de eso se trata. Divulga si sabes hacerlo. Mata, si se ha llegado a esos términos. Pero no olvides que quien está delante de ti es tan buena persona como puedas serlo tu, o mejor. Y luego clavale tu hipotética bayoneta en la tripa y sigue adelante. Y si no entiendes por que está precisión es importante, mejor no hagas nada.

Feliz Año.


lunes, 20 de diciembre de 2010

Ex-día del escepticismo

Llego por los pelos, aunque para cuando termine de escribir esto ya se me habrá pasado la fecha. Dado que he logrado engañar a mi jefe para que mañana me lleve al trabajo, voy a emplear estos pocos minutos que le he logrado robar al día para escribir algo sobre el escepticismo. Parece que hoy es el día mundial, o no sé qué mierdas, y hasta hay un eclipse lunar que no voy a ver, entre otras cosas porque llueve y no veo un carajo y porque además creo que sólo lo van a ver en el otro lado del mundo.

Fui víctima del sistema educativo. Supongo que como todos. Una educación reglada diseñada para disuadir a los niños y cargada de contenidos inútiles, perfecta para formar idiotas productivos. Por aquél entonces, al menos, más tirando a oficinistas que a triunfitos, eso sí.

Puede sonar a estupidez paranoide, pero eventualmente podéis comprobar vosotros mismos cómo un adulto contestará a un niño demasiado curioso que hace demasiadas preguntas. Preguntas que estamos diseñados para considerar absurdas, y que van desde el por qué el cielo es azul a por qué el agua apaga el fuego. Dudo que más de un 20% de la población adulta (siendo muy generoso y por no tirar de google) sean si quiera capaces de contestar estas cosas tan "absurdas".

Con el tiempo damos las cosas por sentadas y ya está. Siempre nos quedará el fútbol los domingos con papá.

Veréis, un científico no es un erudito, o un señor con bata y gafas muy listo. Un científico es alguien consciente de su desconocimiento y cuya curiosidad le empuja a saber más. Durante cien mil años es lo que nos ha hecho lo que somos, y lo que convierte, a día de hoy, a los niños en los únicos científicos realmente vocacionales (y no por ello menos insoportables).

No soy el primero ni el último que, años después de salir del colegio, han encontrado pasión por saber sobre materias que en los días de clase eran un auténtico coñazo aburrido e insoportable. Y espero que me dure, porque pensar, razonar y aprender es lo mejor que me ha pasado en la vida. No me atreveré a decir que hasta el punto de ser feliz, si no más bien al contrario. Pero, qué cojones, la felicidad es para los idiotas conformistas, oficinistas y triunfitos.

El conocimiento que hemos acumulado a lo largo de nuestra estancia en el universo (si la vida del cosmos fuese de un año, el ser humano representaría los últimos segundos de un 31 de Diciembre) es imposible de asimilar sino en cientos de vidas dedicadas de pleno al estudio, y aún así, con cada respuesta que encontramos aparecen cien nuevas y misteriosas preguntas.

Quizá la mente y el cuerpo humanos os puedan parecer la polla en verso. A su manera lo son, pero en una escala que, absolutamente sin humildad ninguna, hemos determinado en llamar "mediana". Nuestros ojos, exponente máximo de los argumentos de aquellos que defienden el diseño inteligente, tienen infinidad de ángulos muertos, sólo reaccionan ante una fracción mínima del espectro electromagnético, y además han de estar uno al lado del otro para darnos sentido de la profundidad y poder así manufacturar hachas de sílex -y arrojarlas con más o menos fortuna-.

La materia nos parece sólida cuando en realidad está prácticamente vacía, debido a que en nuestro desarrollo nos interesa más ver una piedra en el camino tal y como la vemos cuando nos persigue un depredador, a verla como un microcosmos nuclear atómico.

Si tan la polla os creéis, vais a flipar cuando os diga que hay un animal sin brazos ni piernas, que muda su piel y la deja como cebo, que caza usando el espectro infrarrojo buscando el calor de sus víctimas, que inyecta y escupe veneno, y que puede abrir su boca y tragarse una presa de hasta cinco veces el tamaño de su cabeza de un sólo bocado.

Afortunadamente hemos desarrollado herramientas para defendernos de semejantes depredadores. Herramientas que, una vez sometidos esos depredadores, hemos podido emplear para mejorar nuestros maltrechos sentidos. Durante toda nuestra existencia, cuando hemos mirado a las estrellas, hemos visto un espacio vacío y negro. Pero ahora las herramientas nos han hecho descubrir que más allá de nuestro espectro visible, útil para ver un fruto maduro entre el follaje, existen el espectro de radio, microondas, infrarrojo, ultravioleta, rayos x, y rayos gamma. La nueva imágen que tenemos de ese espacio con unos cuantos puntitos blancos es en realidad algo más parecido a esto:



Por el contrario, en el campo de lo pequeño los últimos cien años han sido de infarto. A día de hoy es imposible decir si todo lo que existe y nos rodea se puede explicar mediante una sóla ecuación, o si por el contrario estamos condenados a pelar una cebolla infinita capa por capa.

Hemos visto la placenta del universo, hemos experimentado la gravedad sometiendo a la misma luz, hemos profetizado sobre el fatídico destino de la materia pasando por el inevitable equilibrio de la entropía, o la velocidad a la que la materia oscura hará que todo se mueva hasta sobrepasar la constante de la luz, donde (o cuándo) ningún cuanto atómico puede existir. Conocemos las cifras y combinaciones genéticas que nos dictan lo increíblemente afortunados que somos por existir, y del mismo modo pensar en todas aquellas combinaciones posibles que jamás pasaron ni pasarán por aquí -como para luego pretender que te toque una primitiva-.

Y por el otro lado tenemos... Bueno, tenemos a los de siempre. Pero hoy paso de ellos.

Concluiría esto con más prosa y más hincapié en lo importante que es el razonamiento y la búsqueda de la verdad en nuestras vidas, pero se me hace tarde y tengo sueño.

Feliz ex-día del escepticismo a todos.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Curados de espanto

Curado:
Participio del verbo Curar.
Curar:
-intr. y prnl. Sanar, recobrar la salud.
-tr. Aplicar al enfermo los remedios correspondientes a su enfermedad para que sane.
...

-Curtir Pieles.

Probablemente habéis oído hablar de "Los hombres que miraban fijamente a las cabras". Pese al título no se trataba de un tochazo detectivesco con denuncias a la misoginia, pero me gustaría pensar que si Stieg Larsson no hubiese muerto, alguno de los diez libros que pretendía escribir habría terminado llamándose algo así.
Los hombres que odiaban a las mujeres pero miraban fijamente a las cabras.

La película era mas bien olvidable, una ficción más bien humoristica sobre experimentos parapsicológicos en el seno del ejercito norteamericano, basada en un libro. Probablemente también habréis oído hablar del libro pero si visteis la película, decidieseis manteneros alejados de el. No lo hagáis. En el libro, Jon Ronson explora los mismos hilarantes y chuscos temas con los que se articula la película, pero excava un poquito mas para hacerse una inquietante pregunta; ¿No será todo lo ridículo, todo lo estúpido que hemos ido oyendo durante décadas... un velo puesto ante nuestros ojos?

Esa noción se ilustra con la historia de Frank Olson y su hijo Eric.
Frank murió en el 53 y la vida de Eric ha girado durante décadas en torno a explicar las circunstancias y motivos que llevaron a la muerte de su padre. Tras tantísima investigación, con confesiones documentadas y excusas presidenciales incluidas, Eric hoy puede afirmar que:

-Su padre colaboraba en la investigación sobre el uso del recién sintetizado LSD como herramienta de modificación de la conducta.

-Su padre expresó dudas de carácter ético al respecto.


-Su padre murió a consecuencia de que le administraran LSD en condiciones que se suponía le llevarían al suicidio, arrojándose por la ventana de una habitación del hotel Astoria de Nueva York.


Desde una de las de arriba.

Todo está demostrado, Eric incluso tiene una foto con un presidente norteamericano, tomada el día en que el gobierno pidió excusas a la familia Olson, décadas después de la muerte de Frank. Sin embargo Eric no ha logrado que su caso reciba atención mediática. Si convoca una rueda de prensa para revelar pruebas documentales de que la CIA mató a su padre, los periodistas le responden "Bueno... todo el mundo sabe que la CIA mata gente ¿no?". Lo cual sería cierto de no ser porque la muerte de Frank Olson es el único asesinato documentado de la CIA, el único que se puede afirmar a ciencia cierta que cometieron.



Este no es Julian Assange. Este es Bill Hader parodiándolo muy bien en el SNL.


Este si es Julian Assange. Supongo que podría explicar que es Wikileaks pero como asumo que nadie vive en una cueva, que todos leéis, oís o veis algún tipo de información, me lo voy a ahorrar. La reacción a nivel global ha sido tremenda, acojonante, cojonuda...

Solo que no lo ha sido.

Las revelaciones que mas atención han recibido son las mas intrascendentes, las mas estúpidas. Desde el morbo amarillesco de saber a quien llaman gordo, loco o calvo al catetismo ilustrado del saber que dicen de nosotros, esa indignación fingida que esconde gustirrinín por saber que se te menciona en las altas esferas y que, al fin y al cabo, existimos. Y una vez terminado eso, la reacción es un "Bueno ¿y qué?" enorme. Periodistas o gente de la calle se toman con pasmosa naturalidad el asunto. Los secretos no solo son justificables sino necesarios y el público no necesita saber que hace su gobierno. La gente ya asume que si levantas esa tapa va a subir olor a podrido. Si no huele no sabemos que pasa y por tanto no pasa.


Y así tenemos a muchos (allí, pero también aquí) periodistas, teóricos adalides de la verdad necesaria para que los votantes juzguemos el trabajo de quienes nos representan, despreciando como irrelevante a Assange o incluso denunciandolo como elemento desestabilizador del apropiado mecanismo de los estados. Incluso reclamando que se "haga algo" al respecto, que se le haga callar, que se le encarcele, que se le mate, por el crimen de desvelar secretos que todo ciudadano debería reclamar para poder ejercer su voto.

De hecho, un creciente número de personas que se tienen por gente con sentido crítico han empezado a denunciar a WikiLeaks y a Julian Assange como peones de la CIA y a sus "triviales" revelaciones como una cortina de humo que distraiga a la gente de los verdaderos secretos que esconden las entrañas del poder. Secretos como el Área 51, la verdadera autoría del 11-S, los Chemtrails o los helicópteros negros del Gobierno Mundial en la Sombra. Secretos divertidos, no esa mierda sobre presiones diplomáticas para beneficiar a Visa y MasterCard. Todo el mundo sabe que los gobiernos hacen esas cosas ¿no? Estamos curados de espanto.

Curar: Curtir pieles.
Curtir: preparar y tratar las pieles para convertirlas en cuero. Endurecer.

lunes, 13 de diciembre de 2010

¡Hágase la radiación electromagnética en una longitud de onda determinada entre el espectro infrarojo y el ultravioleta!

Protones, neutrones y electrones. Son los componentes de todo átomo. Dependiendo de su proporción el resultado es un elemento atómico u otro. Y, pese a que hasta hace no mucho se consideraban indivisibles, en realidad son nuclearmente bastante drogodependientes y muy cabezotas.

Se pueden re-combinar y alterar mediante procesos químicos, y aquí podríamos copiar y pegar algo de chapa infumable de la wikipedia sobre aleaciones, isótopos y transmutación atómica, pero os lo ahorraré.

Quedáos con el concepto de que el hidrógeno es el más simple de los átomos y compone aproximadamente el 90% de la materia del universo actual. Y digo actual porque en sus primeros segundos de vida probablemente fuese el 100%. En aquella nube de densidades irregulares y temperaturas inimaginables los pequeños cabroncetes empezaron a juntarse. A juntarse realmente mucho, rollo metro de Tokio en hora punta, y surgieron las estrellas. Y estrellas, que eran muy tochas, empezaron a acaparar más hidrógeno por la gravedad, y tal.

Y es en el interior de las estrellas donde la cosa empezó a ponerse realmente jodida, y todo era un despiporre porque la presión y el calor eran tan tochos que superaban la drogodependencia nuclear de los átomos -el calor hace que las partículas de los átomos se muevan tan rápido que venzan a la propia fuerza nuclear que los une, amén de que rebotar unos con otros también ayuda un huevo-, y la peña empezó a ponerse realmente guarra, todos ahí, juntandose los protones, perdiendo los electrones, y... bueno, os imagináis la sordidez impúdica de los pequeños mamones.

Básicamente, una estrella es una cantidad absurdísimamente ingente de hidrógeno muy apretujado en constante estado de fusión, y la orgía es tal que no para de salpicar de todo. Radiación electromagnética (¡luzzzz!) por de pronto, ya que cuando los átomos, neutrones y electrones se recomponen en nuevos elementos hay una considerable pérdida de energía -mandanga de la buena, buena-, que a algún lado ha de ir a parar.

Con el tiempo, parte del hidrógeno original ha dejado de serlo y se ha convertido en cosas más indigestas, complejas y pesadas -principalmente helio-, y eso es una movida que te cagas, porque a la estrella termina por darle un amarillo chunguísimo, se convierte en una gigante roja, y se lleva el Scatergories. Y si es un par de veces mayor que nuestro modesto Sol puede tener tal cantidad de hierro dentro que pega un pedo brutal. Las llamadas supernovas.

Para que os hagáis una idea, desde que se inventó el telescopio no ha habido ninguna supernova en esta parte de la vía láctea. Pero en el siglo 11 se registró y documentó una. Lo que ahora es la nebulosa del Cangrejo fué una estrella que pegó tal pedo que se mantuvo visible en el cielo durante 22 días.

Cuando una supernova peta, se forma una nebulosa y se llena el espacio alrededor de todos esos nuevos elementos que se fueron formando en la estrella. Y vuelta a empezar. Las nebulosas son criaderos de estrellas.

Total. Que de esas venimos. Los protones, electrones y neutrones que conforman nuestro Sol, nuestro mundo y a nosotros mismos son los mismos cabroncetes que existían al principio de todo. Puede que vuestro DNI diga que tenéis treinta años, pero en realidad tenéis trece mil setecientos millones.

Así que sois el propio universo tomando consciencia poco a poco de sí mismo. Respirad hondo, asumidlo, y avergonzaos de tener el cuarto como lo tenéis.

Ah, y sobre todo consideradlo la próxima vez que alguien os cuente lo estupendo que se cree ese tal Jesús del que tanto se habla en estas fechas.

Y ahora, un poco de humildad solar:

domingo, 12 de diciembre de 2010

mecagao

Me lo acabo de hacer todo encima. Y a mí mismo. Y ahora voy a empezar con los perros de los vecinos. Y después saldré desnudo a correr por la calle.



Así que ya sé para qué voy a reservarme los días de vacaciones que me han sobrado este año...

jueves, 9 de diciembre de 2010

Pale blue dot

Mi vida es un desastre.

Pero un desastre de esos de chichinabo. Que lo enderezaba todo en dos días que me pusiese. Y, claro, por un lado es el equivalente a un fin de semana, pero por el otro es tan poco trascendente que uno se da a procrastinar.

De vez en cuando me dan achaques de madurez (livianos, efímeros, fugaces), como si algo de lo que me han intentado inculcar como hombre adulto y responsable realmente hubiese cuajado. Como que me entran ganas de no querer ser un tópico de monólogo de mujer humorista que habla de su novio, o algo por el estilo. Pero se me pasa rápido, no se preocupen. Es más, creo que tengo el récord mundial de cajas de pizza apiladas unas sobre otras.

Son las ventajas de vivir solo y poder dejar unos calcetines usados tirados por el suelo durante días sin que, al contrario de lo que me decía mi madre de pequeño, se acabe el mundo. Mientras un día no aparezcan unos gallumbos sucios en el microondas, todo va bien...

En fin, intentando encontrar nuevas fuentes de motivación que me propulsen hacia un estado superior de realidad cotidiana, me he reencontrado con un vídeo de Carl Sagan tan sencillo como revelador. Y, pese a que la adulación resulta un arma sometedora, sirva decir que este señor está muerto para reivindicar nuevamente que su memoria sea alzada por cualquier espacio deportivo de después del telediario por encima de la de Mourinho.



Sí, querido Carl Sagan. Mis calcetines son tan insignificantes que pueden esperar a mañana. Una vez más, gracias por todo.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Mindstorm

Ya estamos con la preguntita de marras.

¿Quién es el mejor guitarrista vivo en el mundo?

Metería a mi Zakk en un cuadrilatero con cualquiera.

Menos con él.

No es que sea ridículamente bueno: es que le puso una séptima cuerda a su guitarra.

Sí, sin duda Zakk podría sangrar frente a él.



PD: Sí, estoy perraquísimo.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Sharon!

Ajhdsfgladsjhfgaljkhdsfglajkhdsfgsfddsssssss...

JohnsinclairOzzyosbourneRobertrujilloZAKKWYLDE

Lakdjfgañkjdsgadsfffffffffffffff

FFFFFFFFFFFUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU!!!!!!

viernes, 26 de noviembre de 2010

No ellas

¿Día internacional contra la violencia de género? ¿En serio es necesario?

No me malinterpreteis: quiero decir exactamente lo contrario de lo que seguramente hayáis entendido al leerlo. ¿Siguen siendo las mujeres la que se manifiestan mayoritariamente a este respecto? ¿En pleno siglo XXI necesitamos hacer un día específicamente para reivindicar esta pátina? ¿Sigue siendo una lacra que se da en todos los estratos y todas las edades?

Sí.

Por tanto, no necesitamos un puto día. No necesitamos gestos. Necesitamos paliar el fracaso social que supone seguir conviviendo con esto. La sociedad ha fallado. La educación ha fallado. El estado ha fallado. Los políticos han fallado. Apabullante vergüenza, caballeros.

Dejáos de días y de mierdas, y empezad a arreglarlo. Vosotros.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Kill your idols

Mengano necesitaba que alguien le salvase de sí mismo.

Mengano siempre hablaba de lo que esperaba de los demás, de sus ganas de ser feliz a través de otros.

Lo normal. Sería extraño ver a alguien hablando sobre lo que espera ofrecer él mismo a los demás.

El mundo no funciona así.
¿No?

Hace unos días Fulano, en un derroche de insoportable humanidad, le soltó a Mengano dos obviedades.

Mengano, erecto y desbordado por la abrumadora trascendencia del momento, pasó a considerar a Fulano un Dios caminando entre hombres.

Un príncipe entre ladrones.

Antes de darse cuenta, Mengano tuvo que llamar a la enfermera porque se había vuelto a cagar encima.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Senectud, divino tesoro

*Adelanto post en previsión de colapso*

Con el tiempo hay días que prefieres a la gente que piensa lo que dice en lugar de a la que dice lo que piensa. Y no, no me estoy sumando al club de fans de Sostres. Es mucho peor: hoy voy a hablar del 20-N.

Usando de un modo no del todo exacto a causa de las drogas la expresión "desde que tengo uso de razón", voy a remontarme a mis -intentos de- cumpleaños por el centro de Madrid, boicoteados año tras año por skin-heads, morenos, salados, requetés. O emboscados peores dentro de mi propio instituto.

Quién me iba a mí a decir que, a las puertas de mi cuatrigésimo cuarto movimiento de traslación solar, iba a estar con el culo tan pelado que me estoy planteando el subir al valle de los caídos a tomar justo (pero subrepticio) festejo retributivo. A ver si al menos me compensan con algún canapé a la salud del hijo de la gran puta.

No, no se alarmen que no caerá esa breva. Ya no llevo melenas. Es más, mucho me temo que a estas alturas a calvo ya no me gana ningún ultrasur, así que puedo llevar a mis amiguitos a cualquier macdonalds.

Años, palos, clavos, primaveras, tacos, abriles... Llámenlos como quieran, son 34. Pero llámenlos bajito, porque lo de ser propietario me tiene sin celebrarlos como Dios manda desde hace ya tiempo. Un asco.

Y ganas no me faltan, coño. Si miro atrás y contemplo a mi señor padre -Gran Kahuna a partir de ahora- cuando él tenía mi edad, ya era padre de dos tarugos (uno de quince y otro de once), responsable marido, trabajador como el que más, propietario de una segunda vivienda en la Costa Brava, y hasta se afeitaba con brocha y jabón.

Yo, por otra parte, y ganando lo mismo que ganaba él por aquel entonces (y habiendo estudiado el doble), me alimento de cerveza y restos de bolsas de doritos, ayer subí a mi quinto personaje de World of Warcraft a nivel 80, raro es el día que me paso menos de diez horas trabajando, y sólo uso camisetas porque estirándolas antes de ponérmelas no hace falta ni plancharlas.

Y, encima, la culpa será del llamado "abismo generacional". Que uno escucha por la radio cosas como que la próxima generación de europeos será la primera, desde la última gran guerra, que vaya a vivir peor que sus padres, y... me descojono, claro.

Ya estoy haciéndo política de mi propia efeméride. ¡Qué horror! Ustedes disculpen.
Simularemos que soy un bloguero al uso, con amigos y familia que le quieren (repito: SIMULAREMOS) y haré un sensacionalista y capcioso resúmen de lo que ha sido este último año.

Trabajo: Aquí he mejorado notablemente. Gano lo mismo, pero lo que es el trabajo tengo como tres veces más. En el mes largo que me queda de año, y al márgen de lo que es el volúmen diario de curro, he de documentar 37 procedimientos (no vaya a ser que me despidan y el que viene detrás no sepa hacer mi trabajo) y cumplir 65 horas de prácticas y exámenes para un titulito de ingeniería. Por supuesto que todo esto tiene su contrapartida: gracias a las 32 horas extras que tuve que hacer el mes pasado, estamos a día 20 y aún me quedan 140€ para petarlo. Lo dicho, de trabajo francamente bien.

Salud: Inmejorable. Desde que me han dicho que mi pérdida de visión en el ojo izquierdo puede tener su origen en otra cosa que no esté en el propio ojo, vivo inmerso en una emocionante intriga esperando resultados médicos. Pero no se me alarmen: trabajando donde trabajo, las apuestas están diez a uno a favor de un -nada mortal- desprendimiento indirecto por láser de alta frecuencia. Yo, gran amante de las causas perdidas (si me gustase la cosa esa de la pelotita sería del atlético, seguro), y siendo como soy fan de House, tengo mis esperanzas puestas en los autoinmunes lupus o sarcoidósis. Que no sé lo que son, pero dan ganas de pillarlos sólo para hacerse una camiseta (que jamás plancharé).

Lo otro: Dos y media. Ninguna formal. Desafortunadamente dos a penas llegaron a bio-masa, y la humana no llegó a dos semanas (curiosamente la única que me trató como tal y con la que me sigo viendo -y, qué cojones, que si no lo aclaro me rompe todos los huesos-). Si hace un año me lo hubiesen contado, me habría cortado la polla y la habría tirado al acuario de algún restaurante chino. Lo peor, como siempre, que con estas cosas uno acaba despilfarrando menos semen que dinero.

Y, por supuesto, una superpoblación de canas realmente novedosa y divertida.

¿Y por qué les suelto toda esta chapa? Pues porque el año que viene será múltiplo de rima (evento que, cual cometa Halley, sólo sucede cada muchos años) y estaremos todos en este blog muy ocupados con nuestras listas de correo, getalibros y twitters haciéndo lo propio.

PD: Exagero. En realidad me va tan bien que soy feliz hasta el punto de no tener que aparentarlo. Y pasaré otro año rodeado de ese puñado de hijos de puta que ya saben quienes son y que ni si quiera necesitan leer estas mierdas para saber que les quiero más que a todas esas madres solteras cocainómanas que bailan desnudas en nuestro habitual fumadero de opio.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Terapias sub-prime

Vale, vale. No quiero ponerme pesado con mis insoportables ladrillos de laicismo radical y anticlericalismo propio de los años treinta. Hablaré hoy de otro colectivo completamente diferente y al que desprecio lo mismo o más. Los psicólogos.

Fenómenos cognitivos, emotivos, conativos... por supuesto que todos merecen ser estudiados. Coño, todo sin escepción merece ser estudiado, claro que sí. Pero me jode que se haya llegado a ése punto de imbecilismo en el que, mediante una ramificación de una disciplina respetable, alguien pretende decirme cómo funciono sin ni si quiera haber estudiado una carrera de verdad, y encima llenándolo todo de un tufo a choripollez homeopática que tira de espaldas.

Empecemos por alegar y, desde este momento dejar atrás, las dos grandes similitudes entre los "profesionales" de la psicología y los de la fe: ambos colectivos podrían morir de narcisismo, y en ambos gabinetes lo primero que te piden según cruzas la puerta es que deposites en ellos confianza ciega (y muy probablemente dinero). Esto último es fundamental en la "psicología", y reperesenta el 80% del éxito de todo proceso.

La mayor aportación práctica con una aplicación de campo que, hasta hace no muchos años (antes de ponerse de moda), han hecho el cognitivismo y el conductismo, han sido meramente la estafa, el fraude y la picaresca. Si además el "psicólogo" es inteligente, hasta podría ser un eficiente criminalista o director de ventas. Poco más (eso sí, pese a ser ficción y como a cualquier otro, me encanta 'El Mentalista').

He pasado más de la mitad de mi vida rodeado de psicólogos. Me temo que he experimentado yo con ellos más que al revés. Y he conocido entre ellos a gilipollas de toda clase y condición. Había uno que vestía con capa y sombrero, más interesado en convencerse a sí mismo de lo interesante y pintoresco que era que en hacer su trabajo. Otro se interesó por mí en un proceso de selección cuando renuncié a hacer la enésima prueba porque estaba hasta los cojones y el exámen me iba a pisar unas vacaciones (le llamó tanto la atención, que me seleccionó). Hubo uno que me diagnosticó un desorden por déficit de atención simplemente haciéndome saltar a la pata coja (lo cachondo es que acudí a él porque yo mismo sospechaba que padecía un desorden de déficit de atención). Mi favorito es el que, después de hacerme rellenar un millón de hojas con gilipolleces de percepción abstracta, series numéricas, daditos, rayitas y mierdas por el estilo, me calificó con un 99,9 sobre 100. Aún no sé qué es lo que medía la prueba, ni cómo puntuaba cada ejercicio, pero lo del 99,9 siempre lo he considerado un perfecto reflejo de lo muy poco en serio que se toman a sí mismos estos profesionales.

Luego llegamos a los "yo sólo puedo ayudarte si tú me dejas que te ayude". Éstos básicamente viven de las desgracias e inseguridades ajenas, se lo llevan muerto, y se limitan a decirte lo que quieres oír (ojo, que no deja de tener su ciencia, su curro y su mérito). Por supuesto, si has cumplido la primera premisa de la confianza ciega, te pueden hasta ayudar (hay casos de cáncer terminal en los que el dolor se atenúa notablemente con el sempiterno placebo del agua con azúcar, sin ir más lejos).

Por supuesto, el desesperado asidero que la psicología representa para un montón de gente desesperada debería ungir de una cierta responsabilidad y sensatez a los profesionales que a ello se dedican. Y, sin embargo, son en su mayoría un hatajo de cantamañanas incapaces de hacer la "o" con un canuto (o una carrera de verdad).

Lo cual nos lleva a otro subproducto de esta moda: la gente que se justifica hasta la náusea porque se les murió el hamster / su madre no les dió el pecho / vieron el sorpresa-sorpresa de Ricky Martin y la mermelada. "Te he metido un paraguas por el culo y una vez dentro lo he abierto, pero no es culpa mía porque mi psicólogo me ha dicho que no es que yo sea un hijo de puta con pintas: es que de niño mis padres no me daban nocilla. Por lo demás soy un ser humano maravilloso, recubierto de caramelo y toppings de chocolate".

En definitiva, he vuelto a darle una oportunidad al gremio. Y, en definitiva, es jodido volver a comprobar que en pleno siglo 21 aún haya gente ganando dinero echando las cartas, o revistiendo sus artificios de ciencia médica. Pero es mucho más jodido cuando encima quién lo hace es más tonto que tú, conoce menos de su propia profesión que tú, y además te pretende cobrar dinero por ello.

Termino reincidiendo en que la psicología es una disciplina respetable y completamente legítima, que estudia la mente y el comportamiento mediante métodos científicos. Es su ramificación más comercial y desatendida lo que me da un asco insoportable. Describir, explicar y predecir es humano, necesario, y además maravilloso. Pretender modificar y mejorar el objeto de dicho estudio es algo deseable, pero que debería requerir algo más de seriedad y compromiso. O, por lo menos, haber estudiado una carrera de verdad.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Por una letra nada más.

Normalmente trabajo con gente ágil (y a veces agil-y-pollada) de mente, gente lista y capaz, solo que capaz de lo mejor y lo peor.

Pero esa gente, que normalmente suele ser buena en su trabajo, son, como norma general, gente despistada, desordenada y a veces, no todas, gente (válgame la rebuznancia).

El caso es que eso se ve, como diría Cervantes, echando hostias cuando lees algún mail suyo, así tenemos gente que te explica todo el mail en el asunto (y deja la caja del cuerpo del mensaje vacía), gente manda correos con adjuntos pero sin los adjuntos, gente que te mete en correos en los cuales no tendrías que estar, y, gente que en vez de un saludo firma con "un salido".

Pues de estos últimos tengo una nueva anécdota, un poco rebuscada, pero anécdota al fin y al cabo.

Y es que resulta que en mi proyecto, además de bloguear, leer el periódico, tocar de forma obscena los bajos de alguna tabla de las bases de datos y decir paridas on the rocks, estamos haciendo E.T.L.´s, esto es, procesos de Extracción, Transformación y Carga (Extraction, Transformation and Loading).

Es parecido a lo que hace tu cuerpo cuando comes, comes tortilla, la digieres y luego... ya sabes, pero un poco más rollo informático y tal y el producto final suele ser mejor que el inicial.

Y claro, estamos enfrascados en una y no paramos de mandarnos mails (no todos estamos en la normalmente bulliciosa y atascada capital del reino), así que el otro día tuvo lugar el siguiente intercambio de mails entre mi compi despistao , mi compi zumbao y yo mismo (el compi rebilao).


Buenos días.

Cuando acabéis las ETL´s decídmelo para comentarselo al cliente y que empiece a generar los ficheros source, que ahora mismo está con otra cosa y lo tiene parado hasta que de verdad haga falta.

Un saludo.


Buenas tardes.

Ya tengo todas las ETS´s, ¿quieres que te las pase?

Un slaudo.


Buenas tardes,

No, tío guarro, a saber de donde coño las has sacado y que me quieres hacer.

Un saludo... desde lejos.



Que??


Tronco, que has puesto ETS... enfermedad de transmisión sexual.


Uala....pues iba en copia el cliente espero que no se de cuenta.


Pa lo que nos da una sola letra...



.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Nos buscan (4)

Otra nueva ración.
.- plutón verbenero
Esos somos nosotros.

.- caca
Al menos una vez al día es conveniente

.- lituanas desnudaslituanas guarras
.- chicas lituanas desnudas.
Y otras cuantas más de esas que no pondré.

.- frivolice, desprecie con elegancia esta existencia tán absurda, sea única, porque a nadie le importa tanto si lo es como si no
Ahá... siga contando, que me interesa.

.- tetas anilladas
¿Entre sí?

.- bielorrusas porno
.- bielorrusas follando
Oleeee, hemos abierto nuestro mercado.

.- bragas de esperanza aguirre
¡No!

.- Pluton verbenero nos buscan.
Mira, un post recursivo.

.- Warhammer 40000 rebilated.
Pero no como cuando teníamos 14 años (broma privada, abstenganse de entenderla)

.- milf
mother I love to f*ck

.- estamos perdiditos
Ya te digo

.- hasta la vista rock and roll
Ni de coña.

.- paca la perraca
Prima de carlos, el de los huevos largos.
¿Jarl?

.- fea factor tias
Alguna tiene el factor de fea subido, pero en su mayoría... estandar.

.- letonas desnudas.
¿Y letonas tetonas? esa molaría.

.- pluton verbenero triball
Tribal, trivial, rival o que cojones?

.- Plutonverbenero Somofrates
Sí, aquí es.

.- Plutonverbenero Rebilated
También.

.- Plutonverbenero Hombre Malo.
Sasto.

.- pornoadicción.
Mira arriba.

.- que significa redwood original
Madera roja original.

.- reclica
¿No querrías decir recicla?

.- zirie
.- pseudosocióloga
.- cattz
.- lokkie
Unas petardas que nos comentan de vez en cuando ;P

.- ¡mickey y goofy tambien daran su aplauso!
A las cuatro de arriba por tener el buen gusto de entrar aquí.

.- a colación.
Y después a pasapureción.

.- fotos de mujeres desnudas para masturbarme
Macho, esto es internet... ¿de veras tienes problemas para encontrarlas?

.- la leyenda de mallas
No se, pero el otro día íbamos Somofrates, el Hombre Malo y yo en el coche y vimos a "El turbinas", que seguro que tiene mas leyenda que el mallas ese

.- mujeresconabdominales
La mayoría.

.- plutonverbenero 2010
Has acertado tanto en el blog como en la línea temporal... sorprendente.

.- pochos grandes
Grandes sí, pero pochos... nop.

.- anthrax en tu tampax
Esta la pongo siempre, pero es que mola mucho.

.- blood bowl ajare.

.- chica pluton verbenero
No, esto es como una batalla naval... todo lleno de torpedos (excepto en los comments claro).

.- quince hombres en el cofre del muerto.
.- dieciséis hombres en el cofre del muerto.
¿En que cojones quedamos?

.- dinas tiay de tus aclas
¿¿¿¿¿¿¿¿WTF?????????

.- everything dies
Por suerte y por desgracia.

.- golfas putas montadas por caballos
Deja deja.

.- haciendo el mono en un "paintball" me hice un esguince que me dejó escayolado tres semanas
Eso... habla con Somo

.- ingerir oraldine
Seguiremos tu consejo.

.- marion parker
Nosotros somos más de peter parker.

.- martillo de oreja
Tiene que doler.

.- mi novia y yo follando
¿Por que coño buscas esto en internet y no en tu disco duro?

.- mujeres estrujando testículos
¿Testículos de gehová?

.- padres obligando a sus hijas a follar
Creepy

.- pluto follando
¿Para que?

.- putones a montontes
Carros de putas es la unidad de medida estandar.

.- recorrido dildo
De fuera hacia dentro y luego al revés.

.- ver online plutonverbenero
En ello estás.

.- zoofilia bestias fukin womanDiommio

.- zoofia mujer caballo
¿Zoofia? zoofía laurent?¿la reina zoofia?

.- acabo de tomar el cociente intelectual + messenger + virus
Pues no te habrá salido muy alto, no.

.- aspiro el humo ajeno
Fumador pasivo.

.- bebe + ha comido jabon
¿La cantante? ¿y a mi que me importa?

.- elena anaya carne y pescado
Siempre con lo mismo, jooooder.

.- elena anaya restaurante
Ooooops, que el de arriba pedía la carta.

.- lo importante no es lo que votan si no lo que piensan
Siiiiiiiiii, claaaaro.

.- más allá de la puerta verde
El salón rojo.

.- neorustic
Classimodern.

.- "pattex" and "no mas clavos" or "barrita arreglatodo" or "barrita" or "arreglatodo" or "repair .- extreme" or "repair" or "extreme" or "power tape" or "nural" or "pl600" or .- "montafix" or "taco quimico" or "taco químico" or "cola madera" or "cola contacto" or "bricolaje" or "cinta adhesiva" or "masilla adhesiva" or "masilla" or "cinta" "pattex" or "pattex henkel" or "elblocdelospattex.es" or "el blog de los pattex" or bricoterapia or terapias pattex
Whoooaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa or "superglue" or "super" or "glue" or "pegamento" or "pega" or "mento" or ...

.- sin proyecto asignado
Ese soy yo de vez en cuando.

.- tanga sucio
Ese no soy yo nunca.

.- a muerto alguna persona en fear factor?
si, por tu ortografía... la grafía que te sale del orto.

.- abril campillo culote
Y también pechotes, ¿eh?...

.- abejaruco a lince iberico
Aqui lince ibérico cambio.

.- acabo de tomar el cociente intelectual messenger msn
Me da que te falta la palabra "Virus" en esa frase.

.- acabo de tomar el cociente intelectual virus messenger msn
Ya decía yo.

.- acceso al cuerpo d4e los geos
Si estás muy buena seguro que puedes acceder al cuerpo de alguno...

.- add months (to_date
Tio, te falta media expresion... ('30-NOV-05', 1) FROM DUAL, por ejemplo.

.- afganistantes girls
Chicas afganas instantes??

.- ajare ejare

.- autoescuela kinépolis
Esa fué buena.

.- b zoodofilia burros f*llando a mujeres españolas
¿¿¿???

.- beteranas muy potasPotas muy veteranas...
bleurgh.

.- calentón secrecion posterior
Diarrea.

.- cantas hectareas de monte quemadas en españa
No, yo no canto eso.

.- caracteristicas corporales del lince iberico
Seis patas, escamas en todo el cuerpo y trompa.

.- chica levanta faldas sin pequine
¿Pequine o penique? si las levanta si penique... es que lo hace gratis?

.- chip y chop comían bellotas?
No, solomillo normalmente

.- ciero ber a chicas desnudas
.- ciero ber porno aora de realida
pues yo no se si ciero.

.- cincuentonas abandonadas
Ellas no lo harían.

.- coger sida con zofilia
Hombre, si zoofilia tiene el sida y no usais protección...

.- cogi peso en gimnasio me duele tesículo derecho
¿Con qué cogiste ese peso?

.- como evitar no ser un pornoadicto
Evitar no serlo quiere decir que quieres serlo, ¿verdad? por la doble negación más que nada.

.- como hago hago el horno cornada del acetato
Cuando lo averigües me lo dices.

.- como se llama la enfermedad que hace cambiar la actitud a las personas
Mala hostia.

.- como se puede haser habortar un pequines que medicamento debo darle
Al pequinés no sé, pero a tí te vendría bien pasar por el colegio.

.- componentes del papel higienico
Papel ligeramente higienizado: 99%
Glutamato 1%

.- comprar muñecos bebes siniestros y deformes
¿Con qué propósito?

.- con que otro nombre se conocia a los vikingos
Bárbaros, Norse, Norseman, tronchetas, los hijos de Russ, corre-que-nos-violan

.- convencer a la dependienta de una tienda de bikinis para follar
Si lo supiésemos seríamos ricos.
.- culos abiertos me cojio un caballo
La culpa es de tus padres que te vistieron como a una yegua joven.
.- en que se vasa stephen wawking para decir que dios no esiste
En tu ortografía.
.- es malo nadar teniendo un colico nefritico?
No, de hecho lo mejor es bucear para comprobar cuanto aguantas.
.- es malo poner cosas en el ano de un hombre?
De más de 5 kg sí.
.- follar por el culo puede provocar embarazo
Solo si lo haces muy mal.
.- fotos e imagenes de que usaban antes como consolador femenino
Busca en google: cactus.
.- la domi para olerle el culo
Pues que bién, orgulloso estarás.

.- significado de fluor
Hombre sabio que fluye.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Tubérculo originalmente cultivado por los Incas

Además de comprobar que como divulgador no valgo un peo, mi post anterior me ha servido para darme cuenta de lo desconectado que vivo del mundo. Sabía que el Papa nos rondaba, pero no era consciente del hervidero que se estaba formando en medios y foros.

No voy a sentenciar la visita. No me importa. Es indignante, sí, como TANTAS cosas, y es evidente que alguien se va a hacer más rico a nuestra costa, tormenta de contratas públicas a cascoporro mediante.

Pero volvamos a la figura del pontífice. Ignoro exáctamente qué atributos meta-mágicos le confiere su cargo, si el título de "santidad" le convierte en santo o le abre la posibilidad de obrar milagros a voluntad, o si esos poderes tan sólo se achacaban al anterior por el milagroso hecho de poder encajar una bala sin cagarse en el delantal. En cualquier caso, me consta que goza de lo que ha venido en llamarse la "palabra de Dios": Obispo de Roma, Vicario de Cristo, Sucesor de Pedro, Santo Padre, Sumo Pontífice y Siervo de los siervos de Dios. Como jefe supremo de la Iglesia tiene las facultades de cualquier obispo, y además aquellas exclusivas inherentes a la cátedra petrina, entre ellas: la declaración universal de santidad (canonización), creación de cardenales y la potestad de declarar dogmas o declaración ex cathedra. Ésta última es una de la más controvertidas por implicar la llamada infalibilidad papal, por la cual, conforme a la teología católica, el Pontífice está exento de cometer errores al momento de promulgar una enseñanza dogmática en materia de fe y moral.

(Me centraré en la faceta esotérica del cargo, ya que ser mandatario de ese merendero llamado "Estado Vaticano" a penas serviría para aparecer fugazmente en un "mujeres ricas").

Bien es sabido por todos que en España las cosas no van del todo bien. Pero, sinceramente, si en el mundo realmente existen lugares donde sea requerida la presencia de semejante súper-hombre, no es aquí.

Quizá sea ingénuo pensar que el Papa, por ser Papa, pueda obrar milagros. ¿Pero a caso hay alguien más acreditado sobre la faz de la Tierra que él? Siervo de los siervos de Dios; si no es él el poseedor de mayor fuerza de fe en el mundo, ¿quién?
Vale, es absurdo, ¿pero no es a lo que se dedica? ¿A mover dos dedos y repartir sus infalibles bendiciones sobre gentes y lugares?

Estoy de acuerdo en que fundir todo el oro del Vaticano y repartirlo entre los pobres, los miserables y los necesitados no daría para mucho, ya que son muchísimos millones, pero... ¿por qué no intentarlo?

Es más, aunque no sea oro.

¿No vale la pena coger un pan y un pez e intentar obrar el milagro? ¿Qué le cuesta intentarlo? Aunque no consiga multiplicarlos por mil. Aunque sólo le salgan diez o doce, coño. ¿No es más necesario el poder de este paladín en otros lugares que no sea la Rambla? ¿Aunque sólo sea por la publicidad y el crédito que, de una vez por todas, otorgaría un milagrito a la maltrecha reputación de la institución vaticana?

Millones de personas son mortalmente miserables, con toda la espantosa literalidad del término. ¿De verdad no vale la pena intentarlo, Papa? ¿No son esas mismas virtudes inmortales y extrahumanas con las que vienes a bendecirnos aquí, y elevarnos espiritualmente hasta hacer punto de nieve con nuestras réprobas almas?

Yo, aquí y ahora, ofrezco un pan y un pez para mandar a Benedicto XVI a que le pida a Dios que dé de comer a los realmente necesitados del mundo.

Mientras, los mercaderes en el templo ya preparan tazas, llaveros, platitos y mecheros.

Es normal que luego exija humildad a la comunidad científica. ¿Quién no ha visto nunca a un ingeniero bio-molecular pegarse semejantes baños de multitudes en un coco-móvil a costa del erario público?

jueves, 4 de noviembre de 2010

Hostil

Hace ya unas semanas entré al trapo, y no sé por qué, en una de estas charlas desesperantes que no llevan a ninguna parte sobre la mar y los peces, donde lo más que te puedes encontrar al otro lado de la cancha es lo que haya dicho esa misma mañana Carlos Herrera palabra por palabra. Es lo de menos.

No sé ni cómo, aquello desembocó de un modo bastante rocambolesco en una diatriba sobre, no ya la existencia de Dios, sino lo "radical" que resulta considerarse ateo (es gracioso que nadie te tache de radical cuando te tiran los argumentos a gritos entre dos, pisándote y levantando la voz por encima de la tuya constantemente).

Podría arroparme en una limitación secularista a la hora de enfocar cualquier punto de vista a este respecto, o incluso meterme bajo la cálida mantita del conveniente y políticamente correcto agnosticismo. A fin de cuentas, no puedo ni negar ni confirmar la existencia de los unicornios.

¿Por qué ateo? Desde un punto de vista racionalista y analítico Dios es la explicación más improbable para absolutamente nada. Si ante cualquier suceso, por asombroso que sea, confeccionamos una lista de posibles acciones que hayan podido desatar una reacción, incluídos los distintos sistemas y percepciones de estudio, Dios siempre estará abajo del todo.

Si a la ineficacia probada y contrastada de Dios (cualquiera) le sumamos los muchos casos y sistemas que las iglesias -o derivados similares de éstas- nos han propuesto y han resultado ser flagrantemente falsos a lo largo de la historia, nos encontramos con un espacio muestral de probabilidad que tiende infinitamente a la nada, y además alineado con una dósis considerable de tomadura de pelo.

Por supuesto siempre he respetado las opciones personales de cada uno, y sigo considerando cualquier cultismo como una opción personal absolutamente ajena a mí, que no me interesa y que me gustaría que no tuviese que preocuparme (improbable, one more time), y que además debería ser practicado en el ámbito más privado.

Voy a intentar explicaros cuál sería la única forma de aislar algo llamado Dios en un sistema dado.

Si conseguís abrazar mínimamente con el pensamiento el concepto del cosmos, no os quedará más remedio que reconocer que vuestra existencia consciente es más que efímera, un mero latido. No obstante vuestra existencia per-sé es, ha sido y será, hasta cierto punto, larga de cojones... desde el punto de vista de la materia que os compone. Si a esto le añadís el hecho de que los átomos que forman vuestro cuerpo no son los mismos que lo componían hace siete días, es posible que bastantes de vosotros ya tengáis cosas más grandes e interesantes dándoos vueltas al coco.

Una sola gigante azul, por ejemplo, en el momento en el que la radiación de su núcleo vence a su propia masa y toda ella se convierte en energía, desata una reacción que podría dejar cualquier apocalípsis bíblico en una chorradita monísima.

Vivimos orbitando a una lóngeva enana amarilla que ya ha consumido la mitad del hidrógeno de su núcleo. Aún le queda para otros cinco mil millones de años. La tierra tiene algo menos, unos cuatro mil millones. Estudiando los cúmulos globulares, y considerando lo absurdo de determinar la existencia en el tiempo de algo tan grande, podríamos otorgar a nuestra Vía Láctea unos trece mil millones. Escribidlo en números, si queréis.

Ahora escribid un diez. Añadidle cuarenta ceros. Ése es el tiempo, en años, en el que la entropía haga que la última estrella en el universo se colapse, se apague, y que sus restos sean tan débiles que ya no haya un sólo punto con suficiente densidad en el cosmos como para engendrar otra. Sólo quedarán agujeros negros alimentándose de la dispersa materia que quede.

Escribid un nuevo diez. Añadidle esta vez noventa y siete ceros. Cuando hayan pasado estos años, la energía oscura que hace que toda la materia en el universo se repela y se distancie cada vez más, hará que todo lo que quede en el cosmos se desplace a una velocidad superior a los trescientos mil kilómetros por segundo, la velocidad de la luz. La masa, incapaz de moverse a esta velocidad, se colapsará. Los protones perderán coherencia y ya nada existirá.

Entonces, y sólo entonces, podremos decir que todo lo que quede en el universo ha de ser, indefectiblemente, Dios. Y esto ni si quiera probaría que tuviese algo que ver en la creación, destino o desarrollo de absolutamente nada.

Al contrario del falso positivo que es la falacia más repetida de la historia, ésa de que si algo no puede ser explicado ha de tener por fuerza algo de divino o esotérico, en el universo Dios siempre será, de todos los absurdos e infantiles desvaríos, el argumento más improbable, menos demostrable y, precisamente por esto, más dogmático, abrazable y conveniente para cualquier conformista que viva en este guijarrito.

Y, sobre todo, de existir una fuerza creadora de todo, por seguro tened que no tiene absolutamente nada que ver con pederastas viejos vestidos de señora hablando en latín.

No sé si, tal y como nos contaban de niños, iremos al infierno cuando muramos si no somos obedientes y temerosos de Dios. Lo que sí sé, es que la materia que compone a cualquier recién nacido vino de las estrellas y es tan antigua como el mismísimo universo. Y habría agradecido que me hubiesen explicado esto último en lugar de lo primero.

Las posibilidades de que existáis tal y como sois, sumando la probabilidad de vuestro genoma a lo largo de cientos de miles de años unida a vuestra personalidad y consciencia es tan ridículamente improbable...
Podríais pasaros la vida lamentándoos de no ganar una lotería ignorando que ya habéis ganado la mayor de todas. Existís. ¿Y queréis empañar vuestra breve experiencia, las pocas oportunidades de conocer, el efímero paso que daremos todos por aquí con... sadomasoquismo religioso?

Si una sóla persona en el mundo es capaz de contestar que sí, yo he de considerarme por fuerza ateo.

Y hostil.

martes, 2 de noviembre de 2010

Roud movi... director´s cut.

A veces se cuentan historias, y a veces se cuentan partes de historias, y no siempre es tan divertido el total como las partes, pero bueno, aquí hay una historia entera que contar.

Resulta que ayer fuimos al kinépolis a ver The Town (a todos les pareció floja pero a mí me gustó) y el caso es que, desde que me saqué el carné de conducir, intento conducir yo siempre que puedo, con lo cual, ayer, su seguro servidor era el conductor conductor tor de vuelta a casa.

Y como tenía que dejar al Hombre Malo y a Somófrates, en ese mismo orden, tiramos, siguiendo el dedo GPS del hombre malo (el jodío se maneja muy bién... no con el dedo, sino por Madrid... y bueno, a lo mejor con el dedo también, no se).

Teniendo en cuenta que la ruta desde el kinépolis hacia el centro es terrible, pues fuimos lo mejor que se puede, lo cual implica pasar por una zona angosta, despoblada y oscura cerca (creo) del zoo.

Esa zona es uno de los remanentes del antíguo "barrio rojo" madrileño, esto es... la casa de campo, usease, que está lleno de señoras ligeras de ropa y señor@s con más cola que las taquillas de U2, y claro, pues siempre que uno llega se tiene una conversación similar.

- Por aquí hay putas.
- ¿A estas horas?
- Alguna habrá.

* A ver no me salga nadie de improviso que no se ve un cagao*

- Ahí hay.
- Joer, pobrecillas, que frio pasan (este es invariablemente Somófrates)

Pero claro, ayer conducía yo.

- Andá, si hay putas seguro que hay coches moviéndose... espiemos (este soy invariablemente yo)
* Voy a reducir a ver que es lo que se cuece en los coches... reduzco, miro, vuelvo a mirar... vuelvo a mirar*

- Deja de hacer el gilipollas
- Enga, deja de molestar.
- No molesto, cotilleo... mira, ahí hay mucho vaho, jijiji.
- Enga, tira.

* Joder, menudo giro mal iluminado... espero que no haya nadie en medio... ah, ahí está la salida*

Y ese paseillo termina en una rodonda, a la que se accede y desde la que se sale por una cuesta de tres pares de cojones.

- Hay una allí creo.
*¿Esto subirá en tercera esta cuesta?*
- Si, aquí siempre hay una.
- Mira, allí está.

FrrRRrrRrRrrrrrrrrrrrrRrrRRr
*Mierda, pues no sube tendré que reduc...*

- ¡¡Cariño, si vas a mirar a la puta reduce a segunda!!
- Jajajajajaja
- Pero si yo no...
- Jajajajajajajaj

*Sigh*

Claro, que es más divertido contado así, y como está contado en twitter.

.

lunes, 1 de noviembre de 2010

as hard as we can

Hace un año me levanté a las seis de la mañana para ir a comprar buñuelos, zumo de naranja y el periódico.

Hoy voy a dormir hasta las tantas, terminar mis exámenes, y tumbarme un Protos a morro mientras me aprieto las cuatro de John McLane.

Yipi kay yei, motherfucker.


miércoles, 27 de octubre de 2010

Dame cursos y llámame puta

Que vivimos dominados por las apariencias es evidente. Desde la consumada enóloga incapaz de distinguir un faustino de una bolsa de contraste radiográfico, al troglodita que se gasta el sueldo de dos meses en un i-phone con home cinema.

El mundo de la empresa no es menos, y FinalBoss quiere tener resplandecientes ingenieros con certificados de todos los colores. Le suda la polla por delante y por detrás cómo trabajemos, él lo que quiere es vernos llenos de pegatinas con hologramas.

Y para conseguirlo ha comprado cuarto y mitad de mojón de vaca, impartida de lunes a viernes de seis a nueve, con once temas semanales, cada uno de ellos con su correspondiente exámen de una hora de duración y sus dos horas de prácticas. Me levanto a las seis de la mañana y llego a casa a las diez y media de la noche, así que aún nadie me ha explicado de dónde he de sacar esas OTRAS 33 horas semanales que me van a hacer falta (el profesor da el curso y se lo lleva muerto, le da igual que aprobemos o no el exámen oficial, así que no es su problema).

Eso sí, antes de que acabe el año necesito la certificación que, por supuesto, me he de pagar yo (215€ cada convocatoria). Que bastante ha hecho el pobrecito ya con pagar un curso de formación de mierda y obligarnos a asistir bajo amenaza de patada en el culo. Lo primero que pregunté es si nos subiría el sueldo una vez que nos certificásemos. Por supuesto que no. Bueno, es currículum -pensé en voz alta más para mí mismo que para él-. Y al día siguiente apareció una circular en la que se nos advertía de que, si por un motivo u otro, abandonábamos la empresa en un plazo de hasta dos años después de recibir el curso de formación, deberíamos abonar de vuelta el importe total del curso.

Vamos, que me dan por culo, me tengo que gastar mi dinero para certificarme, y ecima si me echa de aquí a dos años pretende que le dé dinero. Sé que no tiene pies ni cabeza, ni mucho menos peso legal o visos de ser una política viable de recursos humanos, pero él es así, y yo estoy encantao.

Por supuesto, y dentro de su subconsciente empeño por devaluar el puesto laboral de cualquiera cercano a él, ya ha dejado constancia de que no le gusta la barba de "bolchevique vikingo" (sic.) que me he dejado. Al márgen de que no pienso pasar un invierno en Midgard sin ella, no veo a santo de qué tenemos que soportar, yo y los demás ingenieros -profesionales como la copa de un pino ya con los cojonazos negros-, gilipolleces como esta y peores todos los putos días de semejante flipao.

viernes, 22 de octubre de 2010

Turbo

Lo bonito de vivir sólo es que sabes que tarde o temrano aparecerás en el "sucedió en Madrid" después de que tus vecinos avisen a los bomberos por el mal olor que desprende tu cadáver al llevar semanas atrapado bajo la nevera que se te desplomó encima un martes a las tres y media de la madrugada (por eso nunca dejo porno puesto en la tele en plan auto-repeat antes de ir a la nevera a por una coke).

Pero existen derivados previos mucho más divertidos: ¡las enfermedades!

El viernes me engañaron mi archienemigo El Hombre Malo y su compinche Mr.Daine para ir a cenar con ellos. La élite social no solemos hablar ante el vulgo (también llamado pueblo soberano en época de elecciones) sobre nuestros selectos y exclusivos santuarios. Baste decir que tanto la comida como el servicio estuvo a la altura de nuestros distinguidos y desarrolladísimos gustos. Aunque a mí la hamburguesa me tira un pelín más hecha.

En fin, que cuando llegué a casa empecé a encontrarme francamente mal. Aún recuerdo lo mal que lo pasé la primera vez que me puse malo viviendo sólo, la falta de medicamentos aliada con mi paranoia y la elevada fiebre. Unas risas. Con el tiempo uno ya se va curtiendo, y tengo asumido que no soy el tipo de princesita que necesita a alguien al lado dándole sopita de pollo. Me pongo los sex pistols en el spotify y me paso unas juergas locas con la taza del váter descojonándome hasta soltar ráfagas de aceitunas por la nariz.

Volviendo al sábado. Como tenía que estar en la oficina por la mañana por un mero cambio de cintas, decidí aguantar sujetándome las costillas y experimentando con mi propia fiebre y el mundo de los espíritus hasta las siete, hora a la que pedí un taxi. Cuando el taxi llegó y yo intenté salir de mi casa, había alguien durmiendo en mi portal entre cartones. Me asomé y ví que era una muchacha vestida con un jersey blanco y unos pantalones cortos. Sus piernas eran de color violeta, porque estabamos a once graditos. Total, que como soy gilipollas y ese día había puesto a lavar todas las putas mantas de mi casa menos una, pues se la saqué para que no muriese de frío. O al menos para que no lo hiciese en mi portal (si los de sucedió en Madrid van a entrevistar a mis vecinos, que sea por mi nevera, coño, no por una yonki surfista).

Claro, cuando volví a casa yo tuve que dormir con sabanitas. Luego dormí con sabanitas y anorak. Y finalmente con sabanitas, anorak y una manta húmeda. Qué risa de Domingo...

¿Sabéis cuando alguien en facebook pone "me he roto una uña" y le salen 54 me gustan y 78 comentarios de "ponte buena pronto, mimitos y besitos"? Bueno, pues no soy yo. Yo pongo "socorro, me muero, mi hipotálamo reclama su derecho a decidir sobre su propio autogobierno" y me puedo ir a zurrar mierdas con un látigo, que la gente va a seguir poniendo fotos de sus puercoespines domesticados haciendo caquitas en el salón.

Total, que el Lunes me fui al ambulatorio a que al menos me dieran la baja y así poder disfrutar a tope de mi particular viaje a Kashmir (además, cagar mostaza a lo shot-gun imposibilita tomar medicación alguna, así que esto prometía ser un viaje de cojones). Bueno, pues el médico, consternado con que en esta época de crísis los españoles nos estemos tomando muy a chirigota esto de la productividad, me dice que me compre un acuarius, que apriete los dientes para que no me castañeteen y que me vaya a trabajar feliz sabiendo que estoy contribuyendo con mi sacrificio a la recuperación de la economía española.

Aguanté consciente un rato. Sin recordar exactamente cómo fué mi transustanciación desde la oficina hasta mi casa, abrí los ojos el mártes para poder decirle a FinalBoss que no me esperasen, a lo que él me respondió que "tú verás cómo te lo montas, pero mañana quiero el informe de ingeniería de la centralita siemens. Y un visio".
Primeramente me preocupé, claro, intentando ver cómo podía hacer el trabajo en casa aquella tarde. Pero cuando vi que el visio profesional vale 1200$ mi preocupación se esfumó de inmediato y pude volver a la fiesta de mi decadente organismo. Creedme, los avances de una civilización se pueden medir en función del alicatado de sus baños. Ayer FinalBoss ni se acordaba de lo que era la centralita siemens...

Bueno, voy aligerando que esto me está quedando espesito: ¡acabo de comerme un kiwi y un yogur y todavía no se me han escapado por ninguna parte! ¡Viva yo!

Ah, es en periodos de excrecencia descontrolada como estos en los que uno realmente puede divagar sobre el verdadero significado y valía de la dignidad humana. Qué enriquecedor es hacerse viejo, amigos (cagas igual, pero al menos lo relativizas todo mejor).

jueves, 21 de octubre de 2010

Menuda invitación.

Ay, hamijos, aunque algunos de ustedeses no lo sepan, otros lo pongan en duda y otros, los menos, no les guste el gazpacho, un servidor (quería decir yo mismo, no un ordenador, ¿eh?) es humano.


No, no, Rumano no, Humano... bueno, los Rumanos también son humanos, aunque Sarkozy-ta no esté de acuerdo.


Ya me he liado... a ver, empiezo otra vez:

De resultas que soy humano, aunque a priori no lo parezca por mi cuerpo cincelado, mis increíbles capacidades físicas y mis reguleras capacidades psicológicas, pero lo soy.

Y claro, un ser humano como yo tiene necesidades fisiológicas, con lo que tiene que ir al baño a hacer hueco... ya sabéis, no hace falta que os lo explique.
El caso es que iba a entrar, y pasa, delante de mí un señor trajeado con cara raruna del espacio sideral, me dice -¿entras?- le digo -si-, y me sujeta la primera puerta (bién), igual con la segunda (bién también), y cuando llegamos al espacio WCesco va a entrar a donde está el trono, se para, me mira y me dice
-¿Entras?
¿Pa que?
- Joder, pues no, ¡¡si ni siquiera me has invitado a una copa!!.
Y esta vez no he podido contener la risa, ni yo, ni una persona desconocida que estaba en sus momento all-bran al otro lado de una puerta :D
Pobrecín, las risas que nos hemos echado a su costa, y encima por su buena fé... pero ha sido sin mala intención, ¿eh?.
Claro, que más raro si hubiese confundido eso con el ascensor, y me hubiese dicho... ¿Subes?
P.D.: Si, soy negro, y si, cuando estoy contrariado la palabra fotolia aparece alrededor de mi cabeza, tal y como lo ven.
.

lunes, 18 de octubre de 2010

Desafío beta.


Rebilated empuja la palanca haca abajo, un misil pasa rozando la hélice, oye rebotar tres disparos en el fuselaje, Somofrates cambia de lado, se pone a los mandos de la gatling del lado izquierdo y descarga ráfaga tras ráfaga de pedacitos de infierno sobre los americanos.

Diez segundos después están sobrevolando la base enemiga, no queda nada en pié debajo de ellos sin al menos diez agujeros de bala entre el culo y la cabeza, Somofrates mira hacia abajo, estan muy altos:

- Creo que deberíamos descender y tomar esa base.

- Sip.

El helicoptero se escora, comienza a dar vueltas en redondo mientras el morro sube y baja, Somófrates se agarra a la gatling que estaba disparando.

- Rebi, no es por nada, pero me parece que estás perdiendo un poco el control del helicóptero.

- ¿Que control? ¡¡pero si yo ya he saltado!!

Somofrates mira el puesto del piloto... la palanca de dirección se mueve violentamente en direcciones aleatorias mientras el mundo se bambolea alrededor, debajo, Rebilated abre el paracaidas a veinte metros del suelo mientras dispára sin parar un jeep que se acerca por la carretera que lleva a la base del oeste.

- Pero... serás cabrón.


Tardé como 15 minutos en parar de reirme :D

La verdad es que desde niño, mi relación con los vehículos ha sido siempre curiosa, normalmente virtual, pero siempre divertida, depende a quién le preguntes te dirá "está locoooo" o bién "es un demonio de la carretera", el caso es que siempre han pasado por mi mente innovadoras formas de usar las preciadas toneladas de acero motorizado de las que nos proveen los sectores automocioneros.

El caso es que nunca había sentido la urgente necesidad de sacarme el carnel, y de hecho no es que la haya sentido, pero claro, la familia de Gato vive lo que viene siendo lejos... bastante lejos, de hecho, a un par de comunidades autónomas o como 5 o 6 provincias de distancia, pues nos vamos en coche y claro, esos viajes siempre se los conducía un Gato, y eso no puede ser tampoco, que acababa muerta (figuradamente, por suerte).

A esto se junta con que mi familia me lleva dando por culo (figuradamente, por suerte), con que me saque el carné, que me saque el carné, que cuando me lo saco, que ya me vale, que tal y cual... y pascual.

Así que el día 7 de Julio me apunté a la autoescuela, pin pan, clases teóricas, pin pan, test a saco, pin pan, más clases teóricas, y el último día de examen antes de verano, me presenté, y oye, APTO a la primera.

Y entonces llegó agosto, vacaciones, rascada de güevillos, llamadas a la autoescuela (que no lo cogían porque estaban de vacaciones), y el día 7 de Septiembre, dí mi primera clase de conducir, y oye, bastante bién, de hecho no lo calé ni una vez.

El día siguiente ya fué otra historia, lo hice bastante regulín, pero bueno, poco a poco mejoraría.

Y pasaban los días, y ale, venga clases prácticas, venga a soltarle pasta a la autoescuela, y venga a hacerle kilómetros al coche.

En una de estas hablábamos con Misia, y dije yo... pretendo sacárme el carnet para cierta boda y así que Gato se beba hasta el agua de los floreros, que ya conduciré yo.

Algo asín.



- Uffff, es muy dificil, es muy poco tiempo- decía Misia.

- A que me lo saco antes de la boda.

- Bufff muy dificil- repitió.

Y un brillo me iluminó el ojo, un desafío beta dentro de un desafío beta acababa de nacer...

Total, que llegó el día 29, que era el día que iba a hacer el examen, pero gracias a esa huelga que nuestros siempre honestos, luchadores e independientes sindicatos (sigh), me tuve que esperar otra semana, así que, el día 7 -¿notais algún tipo de patrón aquí?- me presenté a examen, os cuento:

Quedamos a las 6:45 en la autoescuela para dar cada uno de los examinados (cuatro en total) una clase ántes del examen.

La primera clase la dió una chica, a la que llamaré X, arrancó, salió un poco titubeante y nos llevó hasta la tercera provincia de Extremadura (Cáceres, Badajoz, Móstoles y Alcorcón), y nos llevó bastante bién, sin muchos tirones y sin ninguna falta eliminatoria... muy bién, vamos.

Luego fué mi turno.
Arranqué, metí la marcha atrás y -prumpumpumprtzzzzzz * - lo calé a la primera... guay.

Quité el freno de mano, emprendí la marcha, y en un cruce giré a la izquierda, un poco rápido porque venía uno en la dirección contraria a la que yo iba antes de cambiar de dirección.

- Alaaaa, le has hecho frenar, eso es una falta eliminatoria, tenías que haberle cedido el paso.

Guay (II)
Seguí a mi bola mientras el profesor me indicaba por donde tenía que ir, y en una de esas me metió por lo que se conoce como "la zona de los STOPs", y yo iba ahí, STOP, izquierda, STOP, derecha, STOP, derecha otra vez, y en una de esas hice un STOP y me dijo el profesor...

- Alaaaa, muy mal, en este STOP habrías caido, a este os llevará el profesor si os ve muy mal y quiere tener algo por lo que suspenderos definitivamente.

- Pues yo creo que lo he hecho bién, mirusté.

- Si, lo has hecho perfecto de acuerdo a la lógica, nadie te habría podido decir nada en ese aspecto, pero es que es un STOP trampa, la señal está tapada con ese árbol, la linea de detención está borrada, y la señal está como dos o tres metros antes que la línea de detención, sí, esa que está borrada.

Guay (III)

Aparco y lo coge otra chica a la que llamaremos Y.

Arranca y todo bién, pero en dos rotondas consecutivas casi nos mata, y en la autovía casi ... nos vuelve a matar contra un camión.

Está a punto de aparcar y casi mata a una vieja que estaba detrás... lo que viene siendo un exitazo, vamos.

Lo coge el otro chico, al que llamaremos Z.

Arranca, perfecto, va por Móstoles, perfecto, hace rotondas, stops, giros, cedas, perfecto, se deja a un peatón en un paso de cebra (bueno, es falta eliminatoria, pero no lo va haciendo mal), llegamos al centro de la D.G.T. y aparcamos, esperamos a que venga el Señor Mister Don Examinador.

Llega el examinador, es feo, mal encarado, viejuno, mira con sospecha y tiene una voz entre Sáruman y Gollum, y además, no pronuncia bién... nada bién.

En la rotonda, tome la salida a Isengard.


Se montan Y y Z en el coche, y me quedo yo con X esperando en las escaleras del centro de exámenes, donde se supone que pararán cuando acaben sus exámenes, y tampoco nos podemos mover de ahí, porque el examen puede durar entre 2 minutos (verídico) y media hora por persona.

Estamos esperando, apago el movil, no puedo con los nervios, mi compi me dice... -ya verás, si lo vamos a hacer bién-.

Llega el coche, ya han acabado los dos primeros, yo soy el tercero, me cago por las patas (figuradamente, por suerte), se bajan los compis, les pregunto que tal.

- Fatal, tío, yo estoy suspendido seguro.
- Pufff yo muy regulín, no creo que apruebe.

Guay (IV)

Han dejado el coche rarunamente puesto, tan rarunamente que está bloqueando la entrada a la zona del examen de motos, así que el examinador se baja para tomar un café y me dice espera que ahora lo saca el profesor.

Espero.

Sale el profesor y me dice -¿Pero por que demonios no estais ya dentro?

*Sigh*

Ponemos el coche en su sitio y le pregunto al profe mientras llega el examinador -¿Que tal?

- Joder, fatal, uno está suspenso seguro, casi nos mete debajo de un camión y he tenido que cogerle el volante, y la otra regulín, no se si aprobará.

Guay (V)

Así que llega el examinador, se sube y me dice... -Ne acuendo bueh anancamo cuano uté té prearado-.

WTF!!! OMG!!! LOL!!! (figuradamente, por suerte).

Pongo primera, mi mente me trae imágenes de la clase previa y un freno de mano metíendoseme por la oreja, quito el freno de mano y arrando... yuhuuuuuuu.

Salgo, cuidado, paso de cebra trampa, rotonda, intermitente, el profesor hace ruidines con la nariz, otro intermitente, cambio de carril, huele a patatas fritas, que raro, salgo de la rotonda, callejeo, giro mucho la cabeza para que el examinador sepa que estoy mirando mucho y muy bién, el profesor hace ruidines con los dientes, pongo tercera cada vez que puedo para que el examinador vea que sé cambiar, conduzco muy suave, sin tirones, llego a una rotonda, no me dejan salir, el profesor hace ruidines con la lengua, calo el coche,GUAY (VI), lo arranco a la velocidad de la luz, el examinador me dice -Si no le dejan salir, cuando el carril derecho esté medio libre, salga-
Guay (VII), sigh, salgo, me meto en la M-50, pongo 5ª tan rápido como la necesidad de una conducción suave lo permite, salgo por una salida que no me acuerdo cual era, y llega el gran momento WTF del examen:

En una calle estrecha, hay aparcada una furgoneta de reparto, y justo enfrente, una señora aparca y se pone a descargar, y yo tranquilamente pienso... ahora a esquivarla con cuidado de que no venga nadie de frente y nada, cuidado con el paso de cebra, hago el ceda el paso y a la izquierda, y el examinador indignado -Jodén la hente, con una funboneta apancada y se pone a descangarl - y entonces me dice:

-NOQUE... wait for it... EL LASSON. (N.del.T.: quería decir "Toque el claxon"

Peroquecojoneslamadrequemeparióestosolomepasaamínomelopuedocreernomejodaslatiaestaquecojonestieneperobueno... si el examinador me pide que haga un trompo lo hago, así que...

*MEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEC*.

(La segunda vez que toco el claxon desde la primera clase práctica cuando el profesor me dijo -ahí está el claxon tócalo una vez- )

Total, que la tía pasa de mi culo moreno y sigue descargando, así que sigo con el plan inicial de esquivar-paso de cebra-ceda el paso.

Callejeo más, el profesor hace ruidines muy raros con la garganta... inciso : lejos de incomodarme, estos ruidos me hacen mirar al retrovisor interior (que me vino bién, porque era mi grán carencia, junto con conducir a tirones), fin del inciso.

Y llega el momento fatídico-del-apocalipsis-revienta-exámenes, - Aparque ustéd en aquel hueco, entre el azul y el blanco.

Bueno, aquí vamos, el hueco es grande, la calle también, no hay nadie cerca, no vienen coches desde ningún sentido...

Freno e intermitente... se masca la tensión.
Pongo marcha atrás... se corta la tensión.
Maniobro... se pincha la tensión.
Giro... espero... enderezo... mierda, he girado demasiado... Guay (VIII)

Y aquí amigos es cuando digo... a tomar por culo, y en vez de sacarlo y seguir la maniobra voy p´alante p´atrás p´alante p´atrás p´alante p´atrás p´alante p´atrás p´alante p´atrás, el profesor tiene cara de haberse cagado haciendo el pino (no, figuradamente no), y al final... aparco, sin tocar a nadie y rozando, dentro de los límites razonables el bordillo... cuando voy a poner punto muerto y freno de mano...

- Deanude a maccha.

Mierda, no me ha dejado ni poner punto muerto... cagadón terrible.

Continúo, paso de cerbra, ceda el paso, ruidines hasta con los párpados, giro a la izquierda...

- Ora parque de frente ed el settio de la marcha ahí *señala con el dedico entre dos coches*

Jjjjjjoder, ¿otra vez a aparcar... ?

Así que... freno, intermitente y giro... de puta madre (más o menos).

Me bajo del coche... joder... ¿habrá sido niño o niña? en fin.

Cambiamos las posiciones, mi compi lo hace como el culo, miro y todavía tiene ahí mi hoja... solo tiene puesto un 7.6... joder, que coño será eso, ¿habré suspendido?

Mi compi lo hace como el culo, tiene como unas diez faltas, de las cuales unas tres tienen un doble subrayado... pufffffff.

Dejamos al examinador en un sitio raruno, que nos dice que tiene que hacer un papeleo... le da al profesor los papeles y...


Oh-fucking-yeah.
Toooooooooooooooooooooma carnetaco que me llevo calentito...
Efectivamente, a la primera güan mor taim.
Así que un Gato sí que pudo beberse hasta el agua de los floreros y tal y cual (la boda ya os la contará Gato, que lo hace con más gracia), y encima yo quise hacerme el viaje entero de vuelta, unas 5 horicas y pico fueron, pero mira, una experiencia (casi tanta como la de volver del banquete siguiendo a un busero suicida, de noche y con niebla).
Ahora ya puedo ser ese demonio de la carretera que siempre he querido ser (bueno, antes podía, pero no legalmente).
En el proximo viaje a ver a los paes de Gato...
-Rebi, creo que has perdido el control.
-¿Que control? ¡¡pero si yo...
Desafío beta: CLEARED.
.

viernes, 15 de octubre de 2010

En nombre del padre, del hijo, y de este bote que has de llenar



El Vaticano, ésa gran potencia mundial en cuanto a avances médicos y científicos se refiere, ha criticado la concesión del premio Nobel de medicina de este año 2010 a Robert Edwards, el padre de la fecundación in vitro.

Por supuesto, si Barak Obama puede ostentar un Nobel por la paz, ¿por qué no va a convertirse Bin Laden en un activista medioambiental? ¿Por qué no va a poder la iglesia cuestionar un reconocimiento a una labor médica que ha logrado que nazcan cuatro millones de personas en el mundo (bautizadas, eso siempre, ande o no ande)?

Evidentemente son inmediatos y más aptos merecedores (desde un punto de vista cristianamente ético) los creadores de la Power Balance o el Jess Extender. Por ejemplo. A fin de cuentas, son a la medicina lo mismo que Bin Laden a la ecología, u Obama a la paz mundial.

Alegan embriones desechados. Congelados para posteriores estudios médicos que, ya hoy en día, salvan vidas. Aunque menos de las que podrían sin las cortapisas de los de siempre. Ya digo, ilustres confesores con más que contrastados conocimientos en ingeniería biomolecular que, lejos de ejercer su mero derecho a la libre opinión y/o expresión, tienen poder para frenar el desarrollo de estos emocionantes y prometedores nuevos campos médicos. (Y, lo que es más, ¿quién en su sano juicio congelaría un cigoto pudiéndoselo zumbar antes?)

Cristo ya lo dijo claramente y sin lugar a dudas (en la edición especial remasterizada y con comentarios del creador, eso sí) en el sagrado libro, en una postdata con letra realmente pequeña en su carta al ángel de la iglesia de Efeso (Apocalípsis 2, 4-5): "A esos putos nicolaítas, como me toquen la mitósis celular, me los crujo pero vivos".

Desde este blog, y en aras de reconciliar los contratiempos de la infertilidad con la cremosidad espiritual de nuestros lectores, recomendamos el uso de palomas.

viernes, 8 de octubre de 2010

In loving memory

Lo pongo un día antes por si mañana alguien tiene algo mejor que celebrar.
Y además lo hago a lo cutre, porque yo soy demasiado borrego como para poder escribir algo así.

No me gustan especialmente, pero esta es buena.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Pit Lane

Pese a ser un hombre de gustos sencillos y rutinas tranquilas, reconozco ser intratable, complejo, inflexible e incluso excesivo en ciertos aspectos de mi personalidad. Como todo buen orco.

Hace unos días escribí sobre ella. Merengue a parte, he de confesar que fue más un ejercicio de auto-motivación que otra cosa. A diferencia de otras personas... bueno, digamos que no soy otras personas. Personas que necesitan afecto o contacto o como lo queráis llamar. Lo cual no implica que reniegue de ellas.

Pero no he podido más. No concibo que tras este tiempo de... de lo que haya sido esto, tenga que seguir con el rollo "amigos" en cuanto cruzamos la puerta de casa. Y no es que yo quiera afecto (o contacto o como lo queráis llamar) en un entorno más público, o menos privado. Es que la mera imposición en primer lugar de que eso no se iba a dar, ya me dejó loco en cierto sentido.

Comprendo que la vida es complicada y que cada uno conlleva sus propias circunstancias. Soy perfectamente capaz de asumirlo y respetarlo. Pero también soy perfectamente capaz de darme cuenta de cuando algo es una gilipollez como una casa.

Me encanta cómo es, cómo cocina, cómo finge que le gusta cuando cocino yo, cómo habla, cómo se ríe, cómo hace muchas cosas. Cómo es capaz de cruzar la calle descalza entre nuestros bloques de madrugada para presentarse en mi cama sólo con una de mis camisetas de Harley Davidson que a ella le llegan por las rodillas y le sirven de camisón.

Pero, como ya digo, pese a que no necesito circunscribir mi existencia a la de ninguna otra persona, estoy harto de que en cada aparente oportunidad que me da la vida de hacer un Grand Prix, tenga que empezar ya en boxes con el coche destartalado. Y no es que no quiera ir con ella al cine como quien va con una amiga, pero es que sé lo que viene antes y lo que viene después. Y además esto empezaba a recordarme a un error que ya cometí hace muchos años con otra persona. La diferencia es que entonces estaba irracional y bochornosamente hasta las trancas (y que era, de un modo agridulce, tan extraordinaria como imposible).

Prefiero retirarme de la carrera ahora, antes que pegármela cuando haya metido la sexta. No le he pedido explicaciones, nunca las pido. A una mujer sólo le pido dos cosas: que no me aburra y que quiera estar conmigo. Es más, a una amiga (sóla o con patatas) le pido bastante más. Entraría en detalles, pero no vienen al caso y prefiero remitirme al primer párrafo. Yo me entiendo y con eso me basta. Si no me explica lo que resulta por sí mismo semejante gilipollez, sólo me queda pensar en dos opciones: un desagradable secreto, o que, mucho más posiblemente, se avergüence de mí. En cualquier caso, las reglas del juego ya no me molan.

Y del mismo modo que tengo la maldición de las relaciones inhumanas y cargaditas de avellanas (llamémosles "issues"), también la gente se me acaba cayendo de la moto de la forma más tonta que os podáis imaginar. A veces hasta sin darme cuenta.

Resumiendo (que me veo ya muy críptico): que esto era tan jodidamente raro que ya no me apetecía ni follar, así que la he mandado a freír espárragos.

Mujeres del mundo, enhorabuena.
Aprovechad mientras duren las existencias.