miércoles, 8 de septiembre de 2010

Combo!

Cuando vi la pinta que tenía el trailer de la película de Scott Pilgrim contra el mundo me picó el gusanillo. El cómic, sin entusiasmarme, me gustó. Aunque a mí Scott me parece un poco fucker, un poco imbécil y un bastante llorica de mierda. Pero lo recomiendo.



Es más, el trailer me resultó tan bueno, que hasta la música me gustó. Pero no, no la busquen en la banda sonora del film; no vale un duro. El temazo es el "invaders must die", de Prodigy. De algo me sonaba.



En fin. Sabe Dios (o Hawking) mi poco entusiasmo y exigente -aunque ecléptico- gusto en cuanto a cualquier producto de ocio que el mercado me lanza a la cara. Pero la historia de Scott Pilgrim (al menos la del cómic) me pareció épica. No ÉPICA, pero sí épica. Quizá sea porque yo jamás he podido vencer, ni si quiera en una simple elípsis narrativa, a un sólo ex-novio maligno.

O quizá sea porque por principios siempre me he negado a zurrar a menores de edad, mujeres y discapacitados psíquicos -o combinación de las anteriores-, vete a saber. Hay rincones de mi subconsciente a los que prefiero no descender. (AVISO: Darse la vuelta y largarse a casa con la barra de súper llena no es bueno, niños, sobre todo si veis la vida como Scott y yo, llena de píxels y contenido oculto).

En España, como somos different, no se estrenará hasta Diciembre, pero entusiasmo tengo. Las críticas más allá de los límites del imperio suelen ser buenas, aunque en salas no se ha comido un rosco.

Hablando de lo cual, y pese a su poca originalidad a estas alturas, ¿podrá Woody Harrelson y su Defendor superar a la mediocre Kick-Ass?
El listón no está muy alto, desde luego...

2 comentarios:

Amanita Faloides dijo...

Me ha costado un poquito, pero al final he pillado lo de la final del Street Fighter... ¿Eso sí es ÉPICO?

Somófrates dijo...

Es lo más épico que jamás ha hecho nadie desde Omaha Beach.