jueves, 18 de noviembre de 2010

Senectud, divino tesoro

*Adelanto post en previsión de colapso*

Con el tiempo hay días que prefieres a la gente que piensa lo que dice en lugar de a la que dice lo que piensa. Y no, no me estoy sumando al club de fans de Sostres. Es mucho peor: hoy voy a hablar del 20-N.

Usando de un modo no del todo exacto a causa de las drogas la expresión "desde que tengo uso de razón", voy a remontarme a mis -intentos de- cumpleaños por el centro de Madrid, boicoteados año tras año por skin-heads, morenos, salados, requetés. O emboscados peores dentro de mi propio instituto.

Quién me iba a mí a decir que, a las puertas de mi cuatrigésimo cuarto movimiento de traslación solar, iba a estar con el culo tan pelado que me estoy planteando el subir al valle de los caídos a tomar justo (pero subrepticio) festejo retributivo. A ver si al menos me compensan con algún canapé a la salud del hijo de la gran puta.

No, no se alarmen que no caerá esa breva. Ya no llevo melenas. Es más, mucho me temo que a estas alturas a calvo ya no me gana ningún ultrasur, así que puedo llevar a mis amiguitos a cualquier macdonalds.

Años, palos, clavos, primaveras, tacos, abriles... Llámenlos como quieran, son 34. Pero llámenlos bajito, porque lo de ser propietario me tiene sin celebrarlos como Dios manda desde hace ya tiempo. Un asco.

Y ganas no me faltan, coño. Si miro atrás y contemplo a mi señor padre -Gran Kahuna a partir de ahora- cuando él tenía mi edad, ya era padre de dos tarugos (uno de quince y otro de once), responsable marido, trabajador como el que más, propietario de una segunda vivienda en la Costa Brava, y hasta se afeitaba con brocha y jabón.

Yo, por otra parte, y ganando lo mismo que ganaba él por aquel entonces (y habiendo estudiado el doble), me alimento de cerveza y restos de bolsas de doritos, ayer subí a mi quinto personaje de World of Warcraft a nivel 80, raro es el día que me paso menos de diez horas trabajando, y sólo uso camisetas porque estirándolas antes de ponérmelas no hace falta ni plancharlas.

Y, encima, la culpa será del llamado "abismo generacional". Que uno escucha por la radio cosas como que la próxima generación de europeos será la primera, desde la última gran guerra, que vaya a vivir peor que sus padres, y... me descojono, claro.

Ya estoy haciéndo política de mi propia efeméride. ¡Qué horror! Ustedes disculpen.
Simularemos que soy un bloguero al uso, con amigos y familia que le quieren (repito: SIMULAREMOS) y haré un sensacionalista y capcioso resúmen de lo que ha sido este último año.

Trabajo: Aquí he mejorado notablemente. Gano lo mismo, pero lo que es el trabajo tengo como tres veces más. En el mes largo que me queda de año, y al márgen de lo que es el volúmen diario de curro, he de documentar 37 procedimientos (no vaya a ser que me despidan y el que viene detrás no sepa hacer mi trabajo) y cumplir 65 horas de prácticas y exámenes para un titulito de ingeniería. Por supuesto que todo esto tiene su contrapartida: gracias a las 32 horas extras que tuve que hacer el mes pasado, estamos a día 20 y aún me quedan 140€ para petarlo. Lo dicho, de trabajo francamente bien.

Salud: Inmejorable. Desde que me han dicho que mi pérdida de visión en el ojo izquierdo puede tener su origen en otra cosa que no esté en el propio ojo, vivo inmerso en una emocionante intriga esperando resultados médicos. Pero no se me alarmen: trabajando donde trabajo, las apuestas están diez a uno a favor de un -nada mortal- desprendimiento indirecto por láser de alta frecuencia. Yo, gran amante de las causas perdidas (si me gustase la cosa esa de la pelotita sería del atlético, seguro), y siendo como soy fan de House, tengo mis esperanzas puestas en los autoinmunes lupus o sarcoidósis. Que no sé lo que son, pero dan ganas de pillarlos sólo para hacerse una camiseta (que jamás plancharé).

Lo otro: Dos y media. Ninguna formal. Desafortunadamente dos a penas llegaron a bio-masa, y la humana no llegó a dos semanas (curiosamente la única que me trató como tal y con la que me sigo viendo -y, qué cojones, que si no lo aclaro me rompe todos los huesos-). Si hace un año me lo hubiesen contado, me habría cortado la polla y la habría tirado al acuario de algún restaurante chino. Lo peor, como siempre, que con estas cosas uno acaba despilfarrando menos semen que dinero.

Y, por supuesto, una superpoblación de canas realmente novedosa y divertida.

¿Y por qué les suelto toda esta chapa? Pues porque el año que viene será múltiplo de rima (evento que, cual cometa Halley, sólo sucede cada muchos años) y estaremos todos en este blog muy ocupados con nuestras listas de correo, getalibros y twitters haciéndo lo propio.

PD: Exagero. En realidad me va tan bien que soy feliz hasta el punto de no tener que aparentarlo. Y pasaré otro año rodeado de ese puñado de hijos de puta que ya saben quienes son y que ni si quiera necesitan leer estas mierdas para saber que les quiero más que a todas esas madres solteras cocainómanas que bailan desnudas en nuestro habitual fumadero de opio.

14 comentarios:

montse rodriguez dijo...

Pues nada chico que feliz cumpleaños

Illuminatus dijo...

El domingo cumplo el número redondo y me parece un asco. En fin, a medida que cumpla años y me queden más proyectos y deseos frustrados haré más ganas para emplear mi profesión para el mal.

Anónimo dijo...

Felicidades x adelantado viejo :-)

Cigi

El guardian del Faro dijo...

Si dos no llegaron a bio-masa..¿la media era la humana?...¿y sigues cumpliendo años?. Te quejas de vicio. ;DD

Felicidades pequeñín.

Profesor Negativo Junior dijo...

Ooohhhhh... ¡qué lastima! El post me hubiese gustado mucho más con un dibujo de un perrito triste...




Me has enseñaaaaaado tuuuuuú, tú has siiiido....

:P

B.B. dijo...

Tanta ternura me embarga....

pseudosocióloga dijo...

¿En qué pueblo de la costa brava veraneabas?.
Superpoblación de canas ¿dónde?......
llámame cotilla.....
Espero que lo del ojo no sea sarcoma.

Salamandra dijo...

¡Felicidades guapetón!

A mi también me han aparecido mis primeras canas este año (he tardado más que tu, tengo 39) y lo llevo fatal. A los tíos os quedan bien, pero a nosotras parece que nos haya caído encima una tonelada de años.

Eso sin contar con la puta ley de la gravedad, claro.

una gata en jerusalem dijo...

2 y media, 140€ para pasar hasta fín de mes, canas ( lo que quiere decir que te queda pelo)un fumadero de opio con madres solteras bailando desnudas, y pedazo celebración en el Valle de los caídos, ¿y todavía te quejas?
MUCHAS FELICIDADES!

Amanita Faloides dijo...

Somo, Mon Cher, yo estaría encantada de darte la bienvenida a mi quinta, por más de un motivo, y puede que alguno de ellos no fuera bueno...

Trigésimo cuarto eres tú, cuadragésimo cuarto seré yo en 2011... Felicidades y buen provecho en el fumadero de opio.

PS: ¿Porque te comenta Malú con seudónimo? ¿Fuma opio?

lokkie dijo...

pues...felicidades,mejor aqui que por feis xD

a mi me llevan saliendo canas desde los 23,pero bueno,con el acne postadolescente las contrarresto que da gusto -_-U

si que le teneis tirria todos a planchar,yo me lo paso pipa planchando y con el musicote a tope mientras,es como un momento pa estar pensando en tus cosas pero sin tocarse las narices xD

pseudosocióloga dijo...

Hoy es el día universal del niño, así que FELICIDADES .
Prepárate a que a partir de ahora todo el mundo que te pare por la calle te llame:señor(es lo peor).

Barbijaputa dijo...

Felicidades uan mor taim, refunfuñador.

Pilar dijo...

Yo también te felicito..coincidimos casi en cumpleaños con unos "pocos" de diferencia....te diría que el año que viene será mejor, que bla, bla....pero me mandarás a .....