jueves, 10 de junio de 2010

To shit and fuck

Mi abuelo fue medico. Y, por supuesto, quería que yo fuese medico. Dado que despreciaba a sus dos hijas por no ser varones a mi me hizo el flaco favor de no dejarme ni a sol ni a sombra, pero por fortuna (desde una perspectiva meramente académica y profesional) se convirtió en comida para peces cuando yo aún estaba en el instituto.

La idea de ser médico (a pesar de que con los años empezaba a darme cuenta de que iba a ser mi única oportunidad de poder decirle a una mujer quítese la ropa y diga 'ah' sin que me cruzasen la cara) nunca me moló mucho. Si ya era jodido soportar la mediocridad humana, sumarle aflicciones, pestes y enfermedades no le aportaba ni un ápice de atractivo a la idea.

No, amigos. Yo de pequeño quería ser abuela. Tirarme el día en bata regando las plantas, contestar al presentador del telediario como si pudiese escucharme, hablar con la vecina a gritos a través del seto y dominar los arroces como solo una ex-fallera podía hacer.

Con el tiempo la idea fue deshaciéndose del mismo modo. Cuando uno pasa de causar el efecto "¡qué niño más mono!" al llamado "¡menudo gañanazo arrejamonao!" en el prójimo, se le van quitando las ganas de resplandecer con luz propia y en bata ante las visitas. Hago un breve inciso para caer en la cuenta de que quizá El Hombre Malo haya tenido mis mismas pretensiones profesionales sin el trauma que yo padecí, lo cual explicaría muchas cosas, como que cuando me recibe en su mansión ataviado con su elegante bata "a lo Hugh Heffner" (según él), a mi tan sólo me dan ganas de ponerle unos rulos y comer arroz al horno.
Sí, amigos, Plutón Verbenero: el único blog en el que sus autores se psicoanalizan in real time...

¿Y a qué venía todo esto? Pues a que en la vida no he sabido jamás a lo que me he querido dedicar. A que sigo sin saberlo. A que estudié ciencias para presentarme a la selectividad por letras (es que era insultantemente más fácil comentar una fotito de una pirámide y hablar de Platón que romperte el culo a formular química orgánica y hacer una lámina de diseño técnico) para poder estudiar una mierda de telecomunicaciones que no me apeteció ni terminar. Y como eso, todo lo demás. Y a veces me alegro de que haya sido así, y otras no. Pero es que si ha habido algo que realmente he aprendido es una cosa: el sistema no funciona. La educación, a cualquier nivel, no funciona. La industria, no funciona. No funciona nada. Todo es un atolladero. Por eso, si estás desmotivado, si tu carrera no te gusta, si tu trabajo es una mierda, si ni si quiera tienes trabajo, si no te sientes valorado o símplemente útil, si como yo peinas canas y aún no sabes qué cojones quieres hacer con tu vida... probablemente no sea culpa tuya (lo de "probablemente" es para no dar escusas a los realmente conformistas y gilipollas, entiéndanme).

Me apostaría el culo a que llegaré a la cuarentena soltero, dedicándome a cualquier mierda sin importancia, sin hijos, sin coche, saliendo con los mismos adorables borregos de hace veinte años, siendo el tío raro en las cenas de navidad y ninguna tía teñida de azul vendrá del futuro a enseñarme a lavar la ropa de color con Neutrex.

Y, sinceramente, después de (sobre)vivir acojonado pensando en que algún día tendría que hacerme mayor labrándome tópicos a través de mi deficiente y coercitiva formación y explotación laboral... la idea no me molesta lo más mínimo. Hasta me empieza a gustar.

19 comentarios:

Equipo biofrutas dijo...

es oír la palabra gañanazo y me siento hermanado. Entropizándonos estamos, con algunos momentos buenos y otros en los que de verdad querríamos ser abuelas de bata y Eko en vez de café.

Salud, Somo y demás plutones verbeneros

pseudosocióloga dijo...

La frase:"....lo único que se me ocurre es ponerle rulos y comer arroz al horno..". ha sido muy ocurrente.

LoKKie dijo...

por estas cosas creo que prefiero no ir a visitar al señor malo xDDD

ahora iba a contar yo mi historia,pero no era plan...sirva decir que al paso que voy yo tambien llegaré a los cuarenta sin conseguir nada de lo que pueda querer...y eso que a mi aun me queda llegar a los 30...

No se si será cosa mia porque me he dado por vencida,pero mientras haya buena gente con la que compartir las cosas y se vaya tirando...en fin,que murphy siempre vendrá a joderte cuando menos te lo esperas...

queeee,mejor te vuelvo a comentar mañana,que me ha salido el comentario depresivo de la semana,me parece xD

Somófrates dijo...

¿¿QUÉ??

Pero cómo puedes decir eso con esos pantalones de rallas que me gastas.

Esos pantalones marcan la cúspide de una vida, la meta de una existencia, la razón de vivir de cualquier persona.

Después de esos pantalones, todo es cuesta abajo, cénit, decadencia y envejecer hasta donde la dignidad nos deje...

B.B. dijo...

No pasais ninguno de los 30??????
Pues yo os echaba 50 o mas....

Si lo se, soy una zorra.

B.B. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LoKKie dijo...

No entiendo la importancia de los pantalones,solo los uso para conciertos y semejantes xDDD

Además,los tengo peores XDDD

Somófrates dijo...

Pasamos, pasamos de los 30...
Y además nos encantan las zorras.

Lokkie, esos pantacas son el alfa y el omega.

Pilar dijo...

Pues yo, que ya peino canas (me tiño pero no se nota naaadaaa) y que paso de los 40 (por supuesto no lo aparento naadaaa), tampoco sé ni he sabido nunca para que estoy aqui. Cuando tuvé a mi hijo comenzé a encontrarle un poco de sentido (pero tampoco mucho no te creas), pero con todo y con eso, no lo tengo nada claro.
Me identifico totalmente contigo ya que nunca he tenido vocación de nada; la única diferencia es que yo era la "niña mona" y encima ahora es bastante jodido no tener ni idea de que quiero y empezar a notar los efectos de la edad (mi cuerpo está en caída libre)....con todo y con eso, soy optimista porque estoy segura que algún día encontraré sentido a esto y que nadie me diga que no!...por favor, por favor seguirme la corriente....

Salamandra dijo...

Yo tampoco he sabido nunca a qué me quiero dedicar, ni falta que hace ¿no te parece? ... quiero decir, que posiblemente tú, como yo, y como los grandes Faemino y Cansado, "esto lo hagas sólo por la pasta" (lo de trabajar) no para sentirte realizado (que quien se realice con un trabajo, me parece que de vida personal tienen poquita...).
Los mismos adorables borregos desde hace 20 años son los buenos ... yo no podría vivir sin los míos

Gato dijo...

Salamandra, estoy de acuerdo contigo en que la realización personal no tiene por qué venir del trabajo. También es cierto que sólo unos pocos pueden vivir sin trabajar, por lo que conseguir un trabajo que te guste no deja de ser una interesante ventaja.

Somo, no nos enseñan a conocernos y elegir qué nos conviene más... Algunos tenemos suerte y nos gusta lo que hacemos (y no todo, y no siempre), pero hay algunas preguntas que se puede uno hacer para saber que tipo de profesión es suficientemente adecuada para, como mínimo, que no te joda la vida.

Y te lo digo porque yo me las sigo haciendo y cada vez me encuentro con algo nuevo, sobre todo respecto a lo que no debo hacer. Y poco a poco...

Somófrates dijo...

¡Paparruchas de psicología modernita! No me jodas el momentazo nihilista, leches.

Y ahora me disculparéis, pero he de sacar a pasear a mi caimán...

Profesor Negativo Junior dijo...

Vaya, parece que ha alguién le está haciendo "tic, tac" su reloj biológico...

.undermind dijo...

Buenísimo Dan the Man, lo que me he podido reír. Por cierto, tener una vocación no cambia en nada todo lo que has dicho...

Saludos.

colega dijo...

El vídeo es cojonudo, sí. Toda una risa. Pero el echarle la culpa a todo y a todos de tus propias desgracias no es más que una pataleta juvenil de la que aún no te has recuperado.

Deja ya de dar la brasa con tus penas y dedícate a hacer algo de tuvida, joder, que ya va siendo horita. ¡Con dos cojones! (si es que no te falta alguno ya)

Somófrates dijo...

Es que el post no va de mí.

Quicir. Que mi vida está de puta madre.

Mi trabajo, mi casa, mis dos cojones... Todo guay.

Pero, oiga, si le estoy dando la brasa con mis penas (?), pase por caja y le devolvemos el dinero que le ha costado la entrada.

Íntegro.

Todito todo.

De verdad.

Y hasta le regalo un llavero.

LoKKie dijo...

Ah si? Entonces devolvedme mis neuronas!! xD

Pilar dijo...

A ver si actualizamos un poquito!!!!

Blogger dijo...

NeoBux is a very popular get-paid-to site.