lunes, 7 de marzo de 2011

Mi ángel de la guarda es un cachondo

Pese a que todos soñemos cuando dormimos, yo soy de esas personas que no recuerdan nunca lo que han soñado. Y mira que me jode, porque estoy seguro que con este cacho membrillo que tengo sobre los hombros, a tope de power en fase rem y babeando la almohada, soy capaz de presagiar la ubicación de gente desaparecida y cosas así...
Hoy, no obstante, he sido capaz de recordar lo que he soñado y he decidido escribirlo aquí antes de que se me olvide, porque ha sido tan flipante como preocupante.

Los nazis vienen y en un bombardeo aéreo me ponen la casa en órbita. Así, para empezar. Me alegro por dos cosas; una, me lo cubre el seguro de la hipoteca. Dos, yo no estaba dentro. Pero claro, luego caigo en que no tengo dónde dormir, y me entra la bajona. Me pongo a llamar amigos a ver si alguno me adopta un par de días.

Por suerte mi buen amigo Burt Reynolds -que vive en el barrio- me deja su casa de la playa, ya que él va a estar haciendo carreras ilegales. Ah, el bueno de Burt (la casa es cojonuda, pero está llena de pelos de bigote por todas partes)...
Cuando intento meterme en la cama, resulta que hay dentro una negra gorda con cresta y piercings durmiendo. No me preguntéis por qué, pero mi mayor preocupación entonces es meterme yo también intentando no despertarla. Y la despierto. Pero no pasa nada, porque nos hacemos amigos enseguida viendo películas de Tony Curtis.

Sin venir a cuento y no sabiendo muy bien cómo, la negra gorda con cresta y yo descubrimos un complot de una raza alienígena de robots que planean invadir la tierra para arrebatarnos el secreto de la reproducción mamífera. Y no sólo eso: subrepticiamente el gobierno de España les ha estado vendiendo armamento a tal efecto, por lo que nos abducen con chopos CETME.

No sé qué es de la gorda, pero a mí me obligan a copular con Natalia Verbeke, lo cual no está mal, de no ser porque descubro que es una réplica terminator cuando compruebo que tiene el chocho frío y le sabe a tres en uno.

Y sonó el despertador.

Así que no sé si quiero seguir recordando mis sueños, o si le pasa algo a mi cabeza para soñar estas mierdas, o si es grave doctor, o si vender los derechos para hacer una peli. Ahí os dejo eso.

Hala, majetes.

9 comentarios:

Illuminatus dijo...

A mí en una ocasión me persiguió el Mal mientras yo huía con una colega de internet. En una vespa.

pseudosocióloga dijo...

¿Es de coña, no?.
Si alguien soñara algo así.....

molinos dijo...

Deja de cenar pimientos rojos...son fatales para los sueños..te lo digo yo.

Biónica dijo...

O cebolla pochada. Malísima.

Aunque una vez me puse amarilla de garrafón zamorano (esto es una especie aparte), y no veas qué pesadillas tuve. Soñé con una mezcla de la Matanza de Texas (de la que inexplicablemente me libraba), y con la secta esa que van con túnicas blancas. Y no me podía despertar.

Horroroso. Y eso el garrafón.

Aliena dijo...

La idea de ser amigo de Burt Reynolds me resulta... sobrecogedora... :S

qué cenas???? XDXDXDXD

Chache dijo...

Yo soñé que vivía en el Complejo Alfa (sí, el del Paranoia) y que me quería escapar saltando por una ventana. Al final me convencía de que me quedara el Joaquín Prat, que iba vestido con la armadura del Alto Evolucionario.

Y no es el más raro que he tenido. :3

mjjulieta dijo...

pues es una chulada de sueño. me resulta muy semejante a lo que transmite el aspecto de vuestro blog.
saluditos!!

dale un besi al Rebi, q no escribe ná.

Somófrates dijo...

Illuminatus, ¿el mal? ¿Un tsunami chino? ¿Alguien que yo conozca?

Pseudosocióloga, yo nunca estoy de coña.

Molinos, soy un varón soltero con casa propia. Sólo ceno cosas que previamente cazo con mis propias manos desnudas.

Biónica, yo también tengo pesadillas con el Papa y la comida tejana.

Aliena, Burt Reynolds siempre me ha recordado TANTO a mi abuelo...

Chache, Joaquín Pratt de alto evolucionario. Te dejo el blog. Tómalo. Tuyo es. Mío no.

Mjjulieta, si él quisiera y yo pudiera, le daría eso y más.

Rebilated dijo...

Si, coño, pero antes me invitas a una copa.

Mjjulieta: que siiii, jodía, que empezaré a escribiiiiiiir. :)