martes, 4 de enero de 2011

'Escépticos': ¿Se llegó a la luna?

El otro día vi el primer programa de "escépticos" que emitió la ETB vasca, y estoy francamente encantado con que existan iniciativas televisivas de carácter divulgativo como esta. El día que quiten sálvame para poner Cosmos de Carl Sagan les invito a todos ustedes a cenar.

Les pongo un enlacito al programa, que afortunadamente se pone en internet para gozo de los bilbaínos que hemos nacido donde nos ha salido de los cojones y tenemos que sufrir licencias televisivas autonómicas algo más espirituales.

Ahora bien. No me han gustado nada un par de cosas de este programa, desde la perspectiva de que "el enemigo" es incólume en sus argumentaciones contra la razón. Vamos, que tienen el chiringuito muy bien montado, y por tanto hay cosas que no se pueden permitir cuando se intenta hablar desde la seriedad y el rigor de la ciencia:

1.- Si os vais al minuto 19:15, veréis que intentan justificar las sombras "sospechosas" de las fotografías lunares haciendo un experimento con un foco de luz y un modelo del famoso cohete espacial de Tintín. Cuando mueven a Tintín a un lado u otro del tablero, su sombra se proyecta en un vector diferente. Lógico. Pero nada que ver con un escenario que mínimamente se corresponda con la expedición lunar, y mucho menos explica las fotografías.
Si lo redujésemos todo a la escala del tablero, y pusiésemos el Sol en relación al tamaño del cohete de Tintín, seguiría teniendo el tamaño de Neptuno y estaría a varios millones de kilómetros del tablero con la arena. Esto es: da igual dónde en tu mesita pusieses a Tintín, que las sombras siempre iban a ser paralelas.
La explicación al por qué de las sombras de las fotos lunares está en las propias irrelularidades del terreno y en la posición de la cámara con respecto al Sol -el Sol sería el "punto de fuga"-. El mismo principio por el que el monte Cidonia de Marte nos pareció una cara en su día, o por el que Erastótenes, midiéndo las sombras de los Obeliscos a la misma hora en Siena y en Alejandría, determinó que la Tierra era redonda y su tamaño exacto.
Mover ése muñeco de Tintín por ese tablero no demuestra nada más allá del "esto es cerca y esto es lejos" de Barrio Sésamo, tanto por lo mal explicado que queda, como porque la cámara ni si quiera la colocáis en el propio tablero. No gusta.

2.- Minuto 23:40. Si en la Luna hay mucha menos gravedad, ¿cómo es posible que el polvo que levantan los astronautas al caminar no quede suspendido por más tiempo? La explicación es sencilla: por la ausencia de atmósfera. En el programa tiran minutos haciéndo el indio con una pluma y un libro, para luego meterlos en cajas y volver a tirarlos, como si esto fuese suficiente explicación. Que a su manera lo es, pero que está planteado de un modo nada claro y guardando poca o ninguna relación con el polvo, algo que puede confundir al espectador.
Aquí en la Tierra, cuando se levanta polvo, éste se queda en suspensión en el aire. No es porque el polvo en la Luna pese menos que en la Tierra al haber menos gravedad. Deberían hacer hincapié en que la pluma -COMO EL POLVO- cae más tarde al suelo, no porque pese menos que el libro, sino porque le cuesta más vencer a la resistencia del aire. Todo es atraído hacia la Tierra con la misma fuerza: 9,8 metros por segundo al cuadrado. Por eso cuando la pluma y el libro se meten en dos cajas (misma resistencia al aire) caen al mismo tiempo. Y por eso una pluma, un martillo, o el propio polvo lunar, caen con la misma velocidad (1,6 metros por segundo al cuadrado) al suelo de la Luna: porque en ausencia de atmósfera NADA ofrece resistencia y el polvo no puede quedar en suspensión. Se asienta casi inmediatamente.

También eché en falta un par de ejemplos más claros en otros temas (¿qué os costaba a vosotros iros al Mestalla en persona con una polaroid?), pero tampoco me quiero poner pesado que sé que a veces me paso de gruñón. Y, qué coños, que no quiero. Que hacen falta más programas como este y que estoy seguro de que en cuanto cojan algo más de soltura les va a quedar todo niquelao.

7 comentarios:

Adrian Daine dijo...

¿Pero tú eres bilbaíno? Qué asco, y pensar que una vez te invité a la que fue mi casa, ¡y te di la mano! Esas cosas se avisan, coño.

pseudosocióloga dijo...

Yo creo que el documental de que el hombre no llegó a la luna y el de que a Kennedy lo mató la C.I.A iban en el mismo pack de National Geographic.

Somófrates dijo...

Nací en Madrid, pero es que los de Bilbao nacemos dónde nos sale de los cojones.

Sobre lo de Kennedy tengo mi opinión. Pero refutar la misión del Apolo 11 de un modo mínimamente razonable no lo ha hecho aún nadie.

B.B. dijo...

Se lee fatal con este fondo que habeis puesto y las letras en naraja.

una gata en jerusalem dijo...

es que yo hace tiempo que o me lo creo todo o no me creo nada de estas cosas, es lo que tiene la ignorancia...
¿Tú eres de fiar para estas cosas? es que así te uso de filtro y ganamos tiempo...
Señor, creo que una comida de 5 horas con el vino que eso representa me afecta... un pelín

El guardian del Faro dijo...

¿Mestalla?...aquí que no vengan a molestar. Que ya no se puede una relajar en ninguna parte, joer.

Amanita Faloides dijo...

¡Pero qué ha pasado aquí! Me voy una semana de vacaciones y me lo habéis cambiado todo... Menos mal Somo, que tú sigues como siempre y por eso creo que sé dónde me hallo ¿o no?

Feliz 2011