martes, 7 de octubre de 2008

No me gusta que a los toros te lleves el manual del dungeon-master

No quiero aburrir contando cómo está siendo mi rutina en estos días de vacaciones que me he cogido para poner un poco de orden en casa y exfoliarme los huevos a base de rascármelos, pero sacando cosas de cajas (sí, amigos, sólo he tardado diez meses en desempaquetarlo todo) no he podido evitar sacar una foto de tres joyas que han reaparecido y me han alegrado el día (bueno, la noche, que no podía dormir y por eso me he puesto a llenar estanterías y a quitar el polvo); así que antes de irme a la cama os enseño tres subversivos y lúdicos manuales que en su día, no es que me salvaran la vida, pero casi (para contar la historia del por qué haría falta una harmónica pequeñita y fumar tabaco de liar).



Dungeons&Dragons (edición roja), Battletech (1ª edición) y Warhammer 40000 (2ª edición). Ahí es nada. La de recreos que habrán visto estos libros...

7 comentarios:

Jezabel dijo...

¡Frikiplanet!

Anónimo dijo...

¡MADRE MÍA! Que recuerdos... En mi caso los libros los ponía un amigo...

Y cuantas discusiones en la oficina cuando yo mismo trajeado dice eso de "pues yo he jugado y mucho a roll y no he matado a nadie" mientras pienso: "Si me decidiese serías tú, negrero inhumano".

Casi lloro y todo con los recuerdos...

LoKKie dijo...

joder,yo me llevaba un libro al recreo (de lo que fuera) y primero,me miraban mal,segundo,el libro no sobrevivia a un espacio abierto con sopotocientos crios empujando y dando por saco.

Cattz dijo...

Pues de pequeña yo vivía los recreos en la biblioteca del colegio y mi madre me castigaba sin leer si me portaba mal. Por fortuna tenía suficiente fuerza para que nadie se atreviera a mirarme mal cuando estaba cerca y demasiada miopía como para darme cuenta de si lo hacían cuando estaba lejos...

E. Martin dijo...

Joooo un Rogue Trader del WH40K O_O Lo que daría por uno de esos, snifs.

Adrian dijo...

Hostia, Somillo, tu cámara digital tiene que ser la hostia de mala.

Pitu Silver dijo...

Ah, que envidia! de más joven tb jugaba a rol en el recreo, escondida en el lavabo de chicas con una amiga, nos lo pasábamos de bien! hasta que nos sacaban a patadas x jugar a esas cosas "raras"... Si hasta llegamos a jugar sin fichas para no llamar la atención... :(