miércoles, 20 de agosto de 2008

Hasta la vista Rock and Roll. Prisionero político. Lo del culo*.

Los más allegados a mi saben que en época estival me veo en la obligación político-moral de desplazar mi residencia a un pueblo de la sierra. Allí paso el verano en un apartamento con mi Media Chirimoya… y con mi suegra… y mi suegro… y mi cuñada… y mi otra cuñada y su pareja cuando deciden bajar a comer o cenar.

Media Chirimoya disfruta en en la urba de sus amores, la de su infancia real e ideal y yo aguanto, día tras día, hasta 3 meses este confinamiento político añorando mis madriles, mis bares y cafeterías, mis diletancias.
Lo sé, soy un agrio. La gente mataría por la posibilidad de disfrutar “una segunda residencia” y yo me quejo amargamente de este vórtice temporal que, cuando abro su puerta, me transporta a la década de los 70, a unas coordenadas espacio temporales que parecen decoradas por Toni Genil… y con un único baño para todos.

Afortunadamente este verano en las Fiestas Patronales de Abú Graib hubo un gran momento de esparcimiento. Tocaron los M-Clan.
En la plaza del pueblo delante de cientos de personas, tocaron sus canciones, sobre todo de los últimos discos, medios tiempos más melódicos que rockeros que eran coreados por adolescentes recién expulsados de la E.S.O. Fueron pasando Pasos de Equilibrista, Carolina, Roto por dentro, las versiones de Llamando a la Tierra o Despierta Maggie. Ahí andaba yo… medio destemplado.
Hasta que Carlos tomó el micrófono y dijo que el siguiente tema se lo dedicaba a los del Street Life, un garito remoto en ese mismo pueblo donde tocaron en sus inicios. Sonaron los acordes de Perdido en la ciudad y una chispa se encendió en mi motor. Me vi a mi mismo más de una década atrás en el Street Life conmocionado ante el aluvión de rock que descargó M-Clan esa noche, hipnotizado por la presencia escénica que desplegaban, colocado por la adrenalina que eran capaces de generar. Eran un animal indómito en un páramo desierto.

La primera vez que oí a M-Clan fue en la radio, creo que era en un programa nocturno, tocando en vivo. Su sonido claro y directo, rock setentero que bebía en las raíces del Sur de los E.E.U.U, me impactó. No había oído nada similar cantado en castellano.

Lo compartí con mis amigos y logramos localizar al grupo, les vimos en diferentes locales: en pueblos remotos, en garitos infectos, en El Sol, en Revolver, en el Homenaje a Led Zeppelin que se hizo en Siroco
Las notas torcidas de Santi Campillo y Ricardo Ruiperez eran hermanas de las de Black Crowes, Led Zeppelin, los StonesTarque desgarraba su voz con los mismos ataques epilépticos que Joe Coker, te miraba a los ojos directamente, capaz de establecer un vínculo directo y privado y eras consciente de que estaba poseído por el rock.
Enormes, gigantes, capaces de hacer versiones estremecedoras de Bad Company, de Free, de los Zeppelin, de los Stones, de Rod Stwart y con un repertorio propio con canciones potentes y energéticas: Miro Atrás, Sombra pasajera, Donde el Rio Hierve, Hermana, Dentro de la Esfera…
Grabamos de forma rudimentaria algunos de sus conciertos en vivo, nos íbamos haciendo con sus primeras grabaciones: dos temas en un recopilatorio de grupos nobeles ¿Hay vida en Marte?, un pequeño vinilo que venía con unos pocos temas (y creo que todavía con el logotipo del murciélago), un CD que incluía, posiblemente, su mejor versión: Can’t get enough con Carlos haciendo de un Paul Rodgers desatado.

Llego el primer disco completo Es un Buen Momento y, aunque siempre se pierde intensidad respecto al escenario, era un disco estupendo. Lo grabaron en Menphis y, en los descansos, parece ser que tocaban en bares donde los paisanos locales, negros bluesmen de edad respetable, les decían “no sé en qué coño cantáis, pero lo hacéis muy bien…”
Para su segundo disco se fueron a Canada y allí facturaron Coliseum un disco que se alejaba del blues y encontraba sonidos más duros y eléctricos y aportaba una experiencia más cercana escucharles en directo. Temas en esa onda como ¿Dónde está la revolución?, Deja que lo muerda, Algo más fuerte, Cierto sabor amargo se acompañaban con canciones clásicas de su repertorio a las que le habían dado una vuelta de tuerca (no necesariamente mejor) como Vuelve y demostraban que eran capaces de despachar baladas emocionantes Canción sin retorno, Domingo de Mayo.

Aquí les empieza a llegar el reconocimiento de la industria y la crítica. Los lugares donde tocan ya son un poco más pintureros. Una noche al ir a verlos en un local de moda madrileño (dos palabras, termina por “K”) no nos dejan pasar. Nos piden el carné de socio. La siguiente vez que les vimos, otra vez en Revolver, se lo comentamos a Campillo que nos dijo “Ya ves… casi no me dejan pasar a mí…”

Es el momento de su tercer disco. Iñigo Uribe se desmarca del proyecto (deja las teclas) y aparece Alejo Stivel, que no tiene un pelo de tonto (perdón, no he podido evitarlo) y con su producción les saca su vena más comercial haciéndolos conocidos al público más casual Chilaba y Cachimba, Quédate a Dormir, (coño, hasta bautizan blogs con este título y todo…) y una versión del Serenade de la Steve Miller Band (Llamando a la Tierra) que aunque buena, si la escuchas 2.000 veces seguidas en la radio te dan ganas de vomitar.

Su cuarto disco marca el punto de inflexión. Con el cambio de milenio la MTV pone de moda los unppluged y graban Sin Enchufe. Canciones que son radiadas hasta la saciedad y coreadas por niños, adolescentes y abuelitos: Carolina, una versión en castellano de Maggie May (con lo bien que les salía en inglés) y otra vez Llamando a la tierra.
Son nominados como mejor grupo latino (ejem, ejem) por la MTV y, sin relación directa que yo sepa, Santi Campillo se agarra el canasto de las chufas y se va. Creo que se reencontraron… en los tribunales, por los derechos de autor.

A partir de ahí, sinceramente, no hay mucho en lo que pueda opinar. Con su siguiente trabajo Defectos Personales parece que quieren regresar al lado oscuro pero el resultado es flojo y sólo hay un par de temas reseñables Antihéroe (con una línea merecedora de pegarles con un jabón enrollado en una toalla: “Me pierdo en el súper, me huelen los pies…”) y la notable Mil Cigarrillos.

Retoman el pulso con su quinto disco Sopa Fría pero la dirección es ya otra. Aunque en la literatura de su departamento de marketing hablan de rock clásico americano (Tom Petty), creo que sería más apropiado emparentarlo con medios tiempos melódicos y orquestados, más británicos, más Beatles como Mario o Sopa Fría. En este álbum se incluye una autentica declaración Hasta la vista Rock and Roll. Si, hasta la vista. Esperemos que se reencuentren alguna vez.

Después Retrovisión, un recopilatorio y su último disco: Memorias de un Espantapajaros. Este ya no lo produce Alejo que está más ocupado dándose al Tequila. En él se pueden escuchar un par de temas ortodoxos: Pasos de equilibrista y Roto por dentro.

Para mi siguen siendo el mejor grupo de Rock que hay ahora mismo en España. No son la fuerza de la naturaleza que me convulsionaba en mi larga adolescencia pero sí que eran la cabeza de puente y la mejor de una generación de bandas de ROCK CON MAYÚSCULAS.
En El Grial oíamos a los Tea versionear el I just Wanna Make Love to You de Etta James, Rubén decía Buenas Noches Rose y le entraba la Pereza, Laura de Garaje Jack incendiaba El Sol con su voz y sus caderas, el Villa de Madrid lo ganaba… ¿Cómo coño se llamaban? ¿Maldeojo?
Y ahora ¿qué? Pereza se empieza a parecer sospechosamente a El Canto del Loco, mi idolatrada Laura (grrrrRRRrrr) ha vuelto de Londres pero el segundo disco de Garaje Jack pierde fuelle, Tea están desaparecidos… ¿qué hay en el horizonte? ¿Quizá Sugar Mountain?
En fin, como diría Rebilated: "...así es la muerte"
Media Chirimoya va a tener razón ya va siendo hora de que me corte el pelo.


Solo pido dos cosas:
· Jimmy Hendrix que estás en los cielos… échanos un cable.
· Cuñada, llama antes de entrar en la habitación. ¡Si quisiera enseñarte el culo ya me habría abajado los pantalones!
Ejercicio:
¿En qué tema de ls M-Clan se escucha...?
Los esqueletos bailan en el pasillo
Cambio mi tos por un cigarrillo
* Un saludo a Lorzagirl inaguradora de este recurso... ahora somos "hermanos de culo"

11 comentarios:

Eva Luna dijo...

Gracias por un pedaaazo de post sobre MClan, y bueno, es cierto que los grupos que empiezan siendo rock con el paso de los años acaban por irse más al pop o a lo que se lleve, a lo que venda...vamos, a amariconarse y perdón por la expresión. Puede que sea algo inevitable, pero por suerte nos queda lo mejor, que son los directos,y ahí Tarque sigue siendo él, Pereza versionan a Burning o a Extremoduro, Laura sigue cantando igual de bien, y por suerte siguen surgiendo nuevos grupos que hacen buen rock y que solo puedes ver en la Sol, Siroco, Costello y demás, por eso aunque de vez en cuando nos suene a pop, algo queda de rock :D

PD: no te cortes la coleta!!!!

lokkie dijo...

Lo primero y mas importante: un tio solo se tiene que plantear cortarse el pelo cuando ya le llega al culo y le molesta para cagar.Que manía,hostia.

M Clan vinieron hace poco a las fiestas de Vallekas y se ve que intentaban compensar la moñez con volumen,porque se les oia desde la otra punta del barrio...
(yo es que lo más "rockero" que tolero en castellano son Obus,que le vamos a hacer xD)

Hacer a un urbanita aguantar 3 meses secuestrado con la familia politica en un cortijo perdido de la mano de Dio creo que puede ser considerado tortura.Yo que tu lo miraria xD

Gato dijo...

La parte de la casa de pueblo mola, pero el exceso de fammilia y la pérdida de intimidad... no sé no sé...

Somófrates dijo...

¿Qué pueblo? Pero si eso es un conglomerado de tiendas de muebles con chalets alrededor.

Lourdes dijo...

Ay, que no he podido evitarlo. No he comentado por aquí nunca antes, pero ha sido leer Buenas Noches Rose y me he emocionado. Qué tiempos...
¡Que viva la Alameda de Osuna!
¿Escuchaste ya a los Sidecars?
Un besín.

E. Martin dijo...

Ánimo, que sólo tienes que esperar unos diez años más y ese vórtice espaciotemporal rústico se convertirá en un portal a los años 80 ¡y esos sí que molan!

(como que hasta igual me apunto yo, tendré que ir poniendo a punto mi culo...)

Profesor Negativo Junior dijo...

Eva Luna, ¿Seguro¿ No me voy a encontrar a Pereza cantando con Alejandro Sanz?
Lokkie, puedo ver en nuestro sistema de vigilancia que lleva Vd. una camiseta de los Iron Maiden de los 80 y un poster de los Manowar. Le alabo el gusto pero yo hace tiempo que guarde las camisetas de los Gn'R...

Sita Gato, cuando ya no queda nadie en tu familia política que no te ha visto el culo la idea de "privaciad" se flexibiliza.

Somofrates, perdón, perdón, perdón... pero esta PUEBLO SERRANO es mucho más... también hay muchos concesionarios de cohes y carteles anunciando "Tecnocapeas". Lo dejo para otro post.

Lourdes, ¿Los Sidecars? ¿¿Pero no es Ruben grabando en la ducha de su casa?? Qué viva la alameda de Osuna... no nos a hecho nada.

Martin, ¿los 80? sólo de pensarlo me dan ganas de activar el acelerador de particulas que hice como proyecto fin de curso... a ver que pasa...

Eva Luna dijo...

Noooo, con ese señor no!!! te los encontrarás con Sidecars ( la familia tira mucho), con quique gonzalez, con los ferreiro, y como toque comercial, con Amaral jajaja

venga, que no todos se suavizan por exigencias del guion hombre!

La alameda se sigue moviendo, si si...

lorzagirl dijo...

Creo que lo del culo lo inauguró contra su voluntad Ramón García en la nochevieja del 2004.
A cada uno su mérito, jo.

Vicent dijo...

Es la primera vez que comento algo aqui, el post de M-Clan es genial pero planteate una cosa tambien, cúanto has cambiado tu durante en estos años?
La misma musica no nos impacta igual con 30 que con 20
Buen blog, felicidades.

WALLACE dijo...

sinceramente, me ha parecido cojonudo tu post , ...yo también soy también un fervoroso seguidor de MClan, Tea, Garaje jack, a todos los he visto en varias ocasiones.
Cierto es que Mclan ha variado, pero en directo, siguen siendo ellos , aunque con caras nuevas.....


Es un pena que todos vayamos cambiando, pero ya ves ... es la edad y el paso del tiempo..

Un saludo.... sincero