martes, 9 de junio de 2009

La Grange

Ya por aquél entonces, cuando se les llenaba la boca con aquello del "experimento sociológico" y se nos presentaba, circo tras circo, a un elenco insufrible de material genético de deshecho como "representantes de la juventud española", yo me reafirmaba en mi evidente marcianidad. O plutonidad si lo prefieren (que luego me llaman separatista). Gran Hermano era el culmen de la (des)oferta televisiva.
Te gastas tres pesetas y llenas horas y horas y horas de programación, hasta el punto de poder incluso hacer un canal de 24 horas en cualquier soporte digital. Por supuesto, esto sólo se concibe tras muchos años de tirar piedras contra el propio tejado, y haber reducido el formato televisivo al mínimo común denominador entre todas las cadenas.

Tras aquello vinieron un hatajo de paletos cantamañanas. Y triunfaron, claro. Y hasta se hicieron de la SGAE. O se pusieron a plan. O se hicieron mechas.
Un bombazo.

A otros genios se les ocurrió coger a un puñado de adolescentes gilipollas, ponerles un bikini y tacones, y humillarlas en público a cambio de nada. Porque nosotras no usamos chándal.

Desde hace tiempo veo poca tele. Y veo poca tele porque me da reparo decir que no veo en absoluto la tele, ya que a veces hasta yo mismo me repantingo en el sofá y hago tiempo hasta que salen Berto o el Gran Wyoming, sin querer acordarme de que los puedo ver mañana en internet en plan "digest". Además de que la publicidad en España, junto con el programa de Curri Valenzuela, de siempre me la han puesto como para partir nueces de pura caspa que rezuman: gozo como una perrrrrrra.

Pero es que hoy me he enterado de que Ramoncín sale con el imbécil de las gafas tintadas en la aquiéncojonesleimportava edición de Operación Triunfo. Y casi que me han entrado más ganas de hablar de lo gilipollas que es el espectador televisivo medio español antes que de lo gilipollas que es el votante medio de derechas.

Y a mi que me basta con ver lo que hacen algunos chavales por youtube para que me entren ganas de poner a sony records en órbita cuando veo al puto rey del pollo frito llevándoselo muerto...

6 comentarios:

Cattz dijo...

Como hoy mi cerebro está derretido estaba convencida de estar leyendo el blog del Capitán Achab y me he llevado un susto de cuidado.
Como eres Somo me quedo tranquila y te mando un beso y ánimo, seguro que tu cerebro llegará sano a la vejez.

saricchiella dijo...

joder, el vídeo es completamente hipnótico...

LoKKie dijo...

Yo no veo ya nada la tele y no me da vergüenza decirlo.Es que ya no veo ni el wrestling (y lo echo de menos,pero nunca lo pillo).Ultimamente pillo después de comer el coche fantástico en el scifi y eso es todo lo que veo.sanseacabó,que le den por culo a la tele xD

Por otro lado,me da rabia ver estos videos de los chavales haciendo pirulas por yutube,porque en la puta vida voy a aprender a tocar la guitarra,ni bien ni mal,es que que chunga la veo,cojones...

Barbijaputa dijo...

Hola, soy Barbijaputa y yo tampoco veo la TV, intento mejorar como persona y ver al menos los documentales de las 2, pero estoy enganchada a las series online. El primer paso es reconocerlo. Y no, tampoco me da vergüenza.

Oye, el vídeo cómo mola, no? Además como no lo has ajustado a la columna y sale más grande (al menos a mí me tapa hasta el sidebar), parece que el pavo que toca te va a meter el mástil por los morros, en plan 3D.

E. Martin dijo...

Desengañaos, seguidores de falsos ídolos. Nunca volverá a haber momentos cumbre del medio televisivo como los de Hotel Glamour o la primera Casa de tu Vida.

El Diario de Putricia se acerca, pero ay, no llega.

Blogger dijo...

SwagBucks is the best work from home site.